domingo, 15 de febrero de 2009

¡NO TE RINDAS QUE "SI SE PUEDE"!



Aunque el camino sea largo, angosto, empinado y escabroso; no te rindas que al final está la CIMA y la meta con sabor a VICTORIA.
El Señor promete cuando dice que:
El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Isaías 40:29-31

Así que,.. No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10
Te prometo que: Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Isaías 43:2
Por eso te digo: No temas, porque YO estoy contigo: Isaías 43:5
Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? Números 23:19

Creo fehacientemente que si Dios lo dijo, Dios lo va a cumplir.
Sepa que si JESÚS, es tu Pastor, nada te faltará.
Porque él te esconderá en su tabernáculo en el día del mal; te ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca te pondrá en alto. Salmo 27:5
Si ya tienes a JESUS, como tu Salvador.
No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día,
Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni mortandad que en medio del día destruya.
Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará.
Ciertamente con tus ojos mirarás Y verás la recompensa de los impíos.
Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación,
No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada.
Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos.
En las manos te llevarán, Para que tu pie no tropiece en piedra.
Sobre el león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón.
Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré.
Lo saciaré de larga vida, Y le mostraré mi salvación. Salmo 91:5-16

Pon la plena confianza en Dios y Él te exaltará. Porque:

Hermano (a) Ponga la plena confianza en Dios y Él te exaltará. Porque:


- El Señor es tu Roca. No serás removido jamás. Salmo 18:2
- El Señor es tu Castillo. Él es el lugar donde puedes refugiarte. Salmo 18:2
- El Señor es tu libertador. Él te ha libertado de la esclavitud del diablo. Salmo 18:2
- El Señor es tu fortaleza. Nadie podrá penetrar en donde Él te ha puesto. Salmo 18:2
- El Señor es tu confianza. En es en quien tú puedes confiar verdaderamente. Salmo 18:2
- El Señor es tu Escudo. Él te tiene protegido para que nada ni nadie te dañe. Salmo 18:2
- El Señor es tu baluarte. Salmo 18:2
- El Señor es tu alto refugio. Él tiene para ti un lugar donde puedes refugiarte. Salmo 18::2
- El Señor es la fuerza de tu Salvación. Él es Todopoderoso, para el no hay nada imposible. Salmo 18:2
- El Señor es tu Pastor. Él te llevará por el buen camino para que nada te falte. Salmo 23:1
- El Señor es tu proveedor. Con Él tienes el sustento asegurado. Génesis 22:14
- El Señor es tu sanador. De Él viene toda tu sanidad para que vivas sano y feliz. Éxodo 15:26b
- El Señor es tu paz. Jamás vivirás angustiado. Juan 14:27
- El Señor es tu Salvador. Si Él ya te salvó, tienes vida eterna, y no vendrás a condenación. Hechos 4:12 ¡Aleluya!

Para finalizar te quiero contar una historia. Esta es una bella y conmovedora historia, la historia de: Abraham Lincoln.Veamos los obstáculos que se le presentaron a ese hombre en el trayecto del camino hacia la meta victoriosa.

- En el año 1818 Al sufrir la pérdida de su madre en el otoño de este año, Abraham experimentó el primer gran dolor de su vida.
- En el año 1832 perdió las elecciones para senador.
- En el año 1833 fracasó en los negocios.
- En el año 1835 se le murió su esposa.
- En el año 1836 sufrió un colapso nervioso.
- En el año 1838 fue derrotado como representante a la legislatura.
- En el año 1848 perdió por segunda vez la denominación para el congreso.
- Cuando Lincoln era ya padre de familia, dos golpes lo hicieron pensar seriamente en su relación con su Hacedor.
- En 1849, Eduardo, el segundo hijo de Lincoln, murió de difteria.

- En el año 1849 se le negó su aplicación a la oficina de registros.
- En el año1849 Cuando Lincoln era ya padre de familia, dos golpes lo hicieron pensar seriamente en su      relación con su Hacedor. Eduardo, el segundo hijo de Lincoln, murió de difteria.
- En el año 1854 fue derrotado en las elecciones para senador por tercera vez.
- En el año 1856 perdió la denominación a la vicepresidencia de los Estados Unidos.
- En el año 1858 perdió las elecciones para el congreso.
- En 1860 conquistó la cima de la presidencia de Norteamérica.
- En 1862 otro hijo del presidente Lincoln, Guillermo, murió.

Cuando el Presidente Lincoln asistió al culto fúnebre de Guillermo, una enfermera le dio sus condolencias y le prometió orar por él. Él le dio las gracias y repuso: “Procuraré poner mis pesares en las manos de Dios”. Unos días después, la enfermera preguntó al presidente si había podido confiar en Dios y él dijo: “Creo que sí; procuraré hacerlo. Ojala que tuviera esa fe de niño que usted menciona, mas confío en que Dios me la dará”.

Es bien sabido que el presidente Lincoln era hombre de oración. En la ciudad de Washington hay una estatua de Lincoln arrodillado en oración.

Vemos que él se negó a ser un derrotado en su vida, por eso fue que se mantuvo luchando firme, hasta llegar a la cima de la montaña victoriosa, donde agarró la corona de la victoria.
Abraham Lincoln luchó y persistió durante 28 años, hasta que un día logró su objetivo.

¿Serías capaz de luchar por más de 20 años detrás de tu objetivo?
Ahí te dejo esta interrogante.

Y que Dios te bendiga muy rica y poderosamente. Dios te ama y yo también.
Adelante que "SI SE PUEDE" pero con la ayuda de Dios es mejor.
Hoy te digo: ¡NO TE RINDAS! Si te encuentras caído, levántate y sigue tu camino que adelante está la meta final con sabor a victoria.

Pastor. Licdo. Inginio Roa