sábado, 28 de febrero de 2009

¿QUÉ HACER AL PASAR POR EL DESIERTO?


Muchos de los hombres que Dios escogió para hacer un trabajo para Él, tuvieron que pasar por un desierto.

Yo creo que todos los verdaderos discipulos de Cristo, experimentan etapas secas en diferentes tiempos de su vida. A veces nos sentimos abandonados y nos parece que Dios está muy lejos de nosotros. Aún Jesús, el Hijo unigénito de Dios, sintió la ausencia de Su Padre, cuando clamó a gran voz, “Padre, ¿por qué me has abandonado?”

Es necesario que pasemos por el desierto para poder crecer espiritualmente, porque de lo contrario no vamos a poder crecer como cristianos hijos de Dios.

En el desierto aprendemos a depender de Dios, aprendemos a orar sin cesar, aprendemos a tener fe, y a vivir una vida consagrada a Dios.

Esto lo digo con base propia, porque yo he tenido que pasar por un desierto, pero gracias a Dios que Su Espíritu Santo me llevó allí; pero también de allí me sacó en victoria.
Esto me ocurrió cuando sufrí un derrame cerebral y a los tres días el Señor me curó. Solo creí lo que Dice la Palabra de Dios en Isaías 53:4-5 y así fue, quedé totalmente sanado.
Y los médicos se quedaron sorprendidos, tanto así que me mandaron a realizar resonancia magnética para ver que había pasado, cuando la primera tomografía había detectado el sangrado y en la último resonanacia no apareció nada malo en mi cerebro. La gloria sea para el Señor.
Créalo tú tambien y verás la gloria de Dios, como yo la vi.

La Biblia dice:

En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,.. 1 Pedro 1:6-7

Los cuarenta años que Israel pasó en el desierto no fue únicamente un castigo por aquellos que no creyeron; también fue una experiencia educacional para la nación de Israel. Si escudriñamos las paradas que ellos hicieron en el camino a Canaán, cada una tenía una lección por aprender. Si hacemos un análisis general de estas lecciones, tendremos un progreso de aprendizaje y preparación.

Y así aprenderemos para que cuando nos toque pasar por un desierto, podamos salir de allí con fe en el Señor, sabiendo que Él está con nosotros y nos va sacar del desierto en victoria.

En el desierto no te tienes que detener, tienes que avanzar con paso firme y decidido.

Veamos lo que le dijo Dios a Moisés cuando salieron de Egipto y eran perseguidos por Faraón y su ejército.

Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis.

Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.

Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen.

Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco. Éxodo 14:13-16
Vemos lo que dice la Palabra de Dios, respecto a los problemas en el desierto.

Lo que tenemos que hacer es marchar hacia adelante con determinación, sin quedarnos paralizados esperando a que el enemigo nos alcance.

El Apostol Pablo dijo: Filipenses 3:12-17


No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.
Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.
Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios.
Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa.
Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros.
¿Sobre qué fundamento esta basada su fe?
La Escritura dice que la fe viene por el oír, y que la palabra de Dios nos da ''oídos espirituales,'' permitiéndonos oír (Romanos 10:17). Bien, aquí está lo que la Biblia dice acerca de nuestras experiencias de desierto en nuestras vidas:

''No me anegue la corriente de las aguas, ni me trague el abismo…Respóndeme, Jehová, porque benigna es tu misericordia…no escondas de tu siervo tu rostro, porque estoy angustiado''(Salmo 69:15-17). Claramente aguas de aflicción inundan la vida de los santos.

"Porque tu nos has probado oh Dios; nos ensayaste como se afina la plata. Nos metiste en la red; pusiste sobre nuestros lomos pesada carga…pasamos por el fuego y por el agua.” (66:10-12).
¿Quién nos mete en la red de aflicción? Dios mismo lo hace.

"Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; mas ahora guardo tu palabra…Bueno me es haber sido humillado, para que aprenda tus estatutos." (Salmo 119:67,71). Este versículo lo pone perfectamente claro: Es bueno para nosotros, hasta nos bendice al ser afligidos.
Considera el testimonio del salmista:''Amo a Jehová, pues ha oído mi voz y mis suplicas…Me rodearon ligaduras de muerte, me encontraron las angustias de Seol; angustia y dolor había yo hallado. Entonces invoque el nombre de Jehová diciendo: Oh Jehová libra ahora mi alma.'' (Salmo 116:1-4). Este fue un siervo fiel que amó a Dios y tuvo una gran fe. Sin embargo, enfrentó dolores y penas, problemas y muerte.
Encontramos este tema a través de la Biblia. La Palabra de Dios declara fuertemente que el camino a la fe es a través de inundaciones e incendios: ''En el mar fue tu camino, y tus sendas en las muchas aguas.'' (Salmo 77:19). ''He aquí yo hago cosa nueva; pronto saldrá a la luz…abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.” (Isaías 43:19). "Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegaran. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.” (Isaías 43:2). "Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas yo te ayudo.'' (Isaías 41:13).
también dice: No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10
Este ultimo versículo contiene una clave muy importante: En cada desierto que enfrentamos, nuestro Padre esta sosteniendo nuestra mano. Sin embargo, solo aquellos que van a través del desierto consiguen su mano confortadora. Él la extiende aquellos que están en medio de mares embrabecidos y de ríos furiosos de problemas.

¿Que debemos hacer en medio del desierto?

Creer en la Palabra de Dios, que dice:

“Clama a mí y yo te responderé; y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Jeremías 33:3

“Jehová, no retengas de mí tus misericordias; tu misericordia y tu verdad me guarden siempre. Sal:40:11

Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre, para que se arrepienta.
¿Lo ha dicho Él, y no lo hará?, ¿ha hablado, y no lo cumplirá? Números 23:19

Busca cada día más y más la presencia de Dios. Ora y lea la Biblia. No deje de congregarse. Resista al diablo y él huirá de ti.

Debemos doblar rodillas y pedir perdón por ser siervos incrédulos y por lo tanto inútiles para el cumplimiento de los planes de Dios.

jueves, 26 de febrero de 2009

¿QUÉ HACER CUANDO NO SEPAS QUÉ HACER?


Veamos lo que dice al respecto la Palabra de Dios.

Salmo 46:10-11 dice:

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.
Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah (Deténgase y medite lo que dice esta palabra)
CUANDO FARAÓN PERSIGUIÓ AL PUEBLO DE ISRAEL
Éxodo 14:13-14 dice:
Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis.
Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.
Salmo 4:4 dice:
Temblad, y no pequéis;
Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. Selah (Deténgase y medite lo que dice esta palabra)
CUANDO MOAB Y AMÓN (hijos de Lot y de sus dos hijas) LE DECLARARON LA GUERRA AL REY JOSAFAT
2 Crónicas 20:15-20 dice:
y dijo: Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios.
Mañana descenderéis contra ellos; he aquí que ellos subirán por la cuesta de Sis, y los hallaréis junto al arroyo, antes del desierto de Jeruel.
No habrá para qué peleéis vosotros en este caso; paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jehová con vosotros. Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, porque Jehová estará con vosotros.
Entonces Josafat se inclinó rostro a tierra, y asimismo todo Judá y los moradores de Jerusalén se postraron delante de Jehová, y adoraron a Jehová.
Y se levantaron los levitas de los hijos de Coat y de los hijos de Coré, para alabar a Jehová el Dios de Israel con fuerte y alta voz.
Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados.

Hemos aprendido lo que debemos hacer cuando nos encontremos en medio de un problema el cual no podamos resolver.
Tenemos que estar alerta con los ojos abiertos, orar, alabar y adorar a Dios.
Para eso debemos oír y obedecer a Dios, ya que si lo oímos y le obedecemos entonces Él nos va a resolver el problema.
La Biblia dice: Mas el que me oyere, habitará confiadamente
Y vivirá tranquilo, sin temor del mal. Proverbios 1:33
Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre.
Y mi pueblo habitará en morada de paz, en habitaciones seguras, y en recreos de reposo. Isaías 32:17
PALABRAS DEL SEÑOR JESÚS
Y el Señor Jesús dijo:
Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Mateo 11:28
Con el Señor estamos seguros.

CUANDO EL REY DE SIRIA ATACÓ A ISRAEL QUERIENDO MATAR A  ELISEO
El le dijo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos.
Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.
Y luego que los sirios descendieron a él, oró Eliseo a Jehová, y dijo: Te ruego que hieras con ceguera a esta gente. Y los hirió con ceguera, conforme a la petición de Eliseo. 2 Reyes 6:16-18
EL APÓSTOL JUAN CON LA DIRECCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO DIJO
1 Juan 4:4 dice: Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.
DIOS LE DIJO A ISAÍAS
Así que.
No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10
DESPUÉS DE HABER MUERTO MOISÉS, DIOS LE DIJO A JOSUÉ
Solo haz lo que le dijo Dios a Josué. (Josué 1:9)
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Si el problema es extremadamente grave, clama a Dios. Jeremías 33:3 dice:
Clama a mí y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.
El Señor Jesús dijo:
Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. Juan 14:13-14

Dios te ama y te quiere bendecir, obedézcale, créale y séale fiel y Él lo hará.

ASÍ QUE NO TEMAS, TEN FE, QUE DIOS ESTÁ CONTIGO Y TE VA A LIBRAR SACÁNDOTE DE ALLÍ EN VICTORIA. ¡Créalo!

miércoles, 25 de febrero de 2009

MI ORACIÓN


ANTES DE IRME A DORMIR
Confieso con todo mi corazón, con todo mi corazón, con toda mi alma y con toda mi mente, que Jesucristo es mi Salvador. Declaro que por la llaga de Jesús he sido sanado. Y por su muerte y resurrección yo también moriré y resucitaré. Declaro que: Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos. Isaías 26:3-4 Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Salmo 23:1-3 En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. Salmo 4:8
AL LEVANTARME
Escucha, oh Jehová, mis palabras; Considera mi gemir. Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, Porque a ti oraré. Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré. Salmo 5:1-3 Yo me acosté y dormí, Y desperté, porque Jehová me sustentaba. No temeré a diez millares de gente, Que pusieren sitio contra mí. Salmo 3:5-6
EN LA MAÑANA
Declaro que hoy camino en bendición, prosperado y en victoria. Declaro que este día es un día de bendición, bienestar y paz para mí y para mi familia. Declaro que. El ángel de Jehová acampa a mi alrededor, para defenderme. Porque el Señor está conmigo como poderoso gigante para ayudarme en todo lo que haga. Porque la Palabra de Dios dice que: El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré. El te librará del lazo del cazador, De la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad. No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día, Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará. Ciertamente con tus ojos mirarás Y verás la recompensa de los impíos. Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación, No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos. En las manos te llevarán, Para que tu pie no tropiece en piedra. Sobre el león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón. Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, Y le mostraré mi salvación. Salmo 91
ANTES DE SALIR DE MÍ CASA
Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra. No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel. Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha. El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche. Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre. Salmo 121
PARA EL RESTO DEL DIA
Declaro que hoy es un día de éxito. Declaro que el gobernante de mi país es el Señor y que toda autoridad terrenal está sujeta a Él. En este nuevo día declaro que en todo lo que emprenda me irá bien. Que soy libre de toda cosa mala. Libre de enfermedad, de dolor, de maldad, de tormento, de afán, de ansiedad y sufrimiento. Desde hoy y para siempre soy libre del pecado. Soy Libre de accidentes de tránsito y físicos. Libre de todo tipo de opresión y engaño. Libre de toda cosa mortífera. Libre de brujería, y de hechicería. Libre de robo, de secuestro, de extorsión, de engaño y de mentira. Y. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque Dios estará conmigo; en donde quiera que valla para guardarme y para guiar mis pasos por el camino correcto. Declaro que desde hoy y para siempre el bien y la misericordia de Dios me seguirán todos los días de mi vida. Declaro que yo soy una persona de éxito en todo lo emprenda. Declaro que gente de bien rodea mi vida y la de mi familia. Declaro que estoy totalmente protegido bajo la cobertura del Espíritu Santo. Declaro que ando morando bajo la sombra del Omnipotente. Declaro que hoy todo comienza nuevo para mí. Declaro que veré milagros sorprendentes en mí y en mi familia.
Nunca jamás volveré al pecado, ni al mundo, ni al mal. Soy una nueva criatura en Cristo Jesús, todas las cosas viejas pasaron. Desde hoy encamino mi vida dirigido por su Espíritu Santo. Hoy declaro que estoy habitando bajo el abrigo del Altísimo y también declaro que mi familia habita al abrigo del Altísimo morando bajo la sombra del Omnipotente, declaro que mis finanzas están bajo el cuidado del Señor, mis bienes y bienhechurías que Dios me ha dado para administrarlos bien, están a la disposición del Señor. Este es un día de éxito y que en todo lo que emprenda está la gracia de Dios. Porque hoy es un día perfecto. Yo nací para ser un triunfador. En el nombre de Jesús. Amén.

miércoles, 18 de febrero de 2009

EL TEMOR DE DIOS

Dice Proverbios 9:10 que:
El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.
Ninguna persona es sabia si no tiene el conocimiento de Dios.
Y el conocimiento de Dios no es conocer datos sobre Él, es creer en Él y permanecer en temor reverente y en comunión con Él.
Si se tiene temor de Dios, entonces se está adquiriendo sabiduría.
Mientras no se tenga temor de Dios, no se va a tener sabiduría y se va a vivir una vida vacía y llena de maldad.
Pero si se tiene temor y respeto a Dios, entonces el mal no tiene cabida en uno. Porque:
El temor de Jehová es aborrecer el mal. Proverbios. 8:13

La palabra de Dios dice en Proverbios. 8:34-36.
Bienaventurado el hombre que me escucha,
Velando a mis puertas cada día,
Aguardando a los postes de mis puertas.
Porque el que me halle, hallará la vida,
Y alcanzará el favor de Jehová.
Mas el que peca contra mí, defrauda su alma;
Todos los que me aborrecen aman la muerte.

Una persona cristiana que se acerca a Dios en reverencia y temor, va a adquirir sabiduría por medio de la palabra de Dios.
Y así va:

A temer a Dios
A entender sabiduría y doctrina
A adquirir el consejo de prudencia
A recibir inteligencia y cordura
A aumentar el saber
A controlar su boca
A aprender a administrar su dinero
A tratar correctamente a los demás
A controlarse ante el ofensor
A comportarse correctamente con su esposa o esposo
A honrar a su padre y a su madre
A apartarse del mal camino
A apartar la mirada de lo que no lo edifica
A no ir donde no debe ir
A no desear lo que no debe desear
A no tocar lo que no debe tocar
A no oír lo que no debe oír
A no endeudarse
A no hablar lo que no debe hablar
A aborrecer el pecado
A no unirse en yugo desigual con los incrédulos
Y a apartarse de toda perversión.

De aquí en adelante lo animo a ser prudente ante toda situación.
Lo único que necesitas es hacer y obedecer a Dios y su Palabra.
Si lo hace, Él te va a revelar los tesoros escondidos que tiene para los que le buscan con un corazón sincero.
No te creas sabio en tu propia opinión. Porque jamás lograrás hacer lo que quieres y aunque construyas castillos, tarde o temprano se derrumbarán y llegarán a ser como un montón de escombros.

El Señor Jesús dijo:

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.
Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. Mateo 7:24-27

No te olvides que:
Oirá el sabio, y aumentará el saber,
Y el entendido adquirirá consejo,
Para entender proverbio y declaración,
Palabras de sabios, y sus dichos profundos. Proverbios 1:5-6

Así que:

Retén el consejo, no lo dejes; Guárdalo, porque eso es tu vida. Proverbios 4:13

Y para todo eso:

Atended el consejo, y sed sabios, Y no lo menospreciéis. Proverbios 8:33

Dios te bendiga muy rica y poderosamente.

Cristo te ama y yo también en el amor de Dios.

Pastor. Licdo. Inginio Roa
Mi correo es: Inginior@hotmail.com

lunes, 16 de febrero de 2009

¡QUÉ HACER EN MEDIO DE LA TORMENTA!


Un día el Señor Jesús, estando a la orilla del mar de Galilea, al anochecer les dijo a sus discípulos:
Pasemos al otro lado del lago, y dejando la multitud que le seguía se fueron en una barca. Para ir a la tierra de Gadara, una de las diez ciudades de Decapolis y se acostó a dormir sin ninguna preocupación. Pero al ir en medio del mar, se desató una gran tormenta la cual les estaba llenando la barca de agua y amenazaba con hundirlos, por lo que los discípulos se asustaron y decidieron llamarlo y le dijeron. — ¡Maestro! —gritaron—, ¿no te importa que nos ahoguemos? Marcos 4:38 BNVI
Era que la tempestad no era cualquier tempestad, era una tremenda tormenta.
Dicen que allí en el mar de Galilea cuando hay tempestad se levantan olas hasta de 6 metros de alto, ¿te podrás imaginar con una tormenta de tal magnitud?
En este caso era una tormenta física; pero hay tormentas espirituales que golpean con ímpetu nuestra vida con la intención de hacernos hundir para destruirnos.
Pero no debes olvidar que en medio de la tormenta el Señor está a tu lado para decirle a ese mar de problemas, calla, enmudece. Para que el viento que te quiere derribar se calme y se haga grande bonanza.
Mira bien lo que dice la Palabra de Dios, y se hizo grande bonanza.
¿Tú quieres que cuando estés pasando por un mar de problemas Jesús te socorra?
La solución es poner nuestra confianza en el autor y consumador de la fe.
Creer. Porque: Si puedes creer, al que cree todo les es posible. Marcos 9:23

Si no tienes fe, dígale al Señor como le dijo un padre de familia: Creo; ayuda mi incredulidad. Marcos 9:24
También le puedes decir como le dijeron los apóstoles al Señor: Aumenta nuestra fe. Lucas 17:5
En el transcurrir de nuestra vida podemos pasar por en medio de tormentas o introducirnos en un desierto.
Sea cual sea el problema o la prueba, tenemos que entender que las pruebas son necesarias en nuestra vida, ya que sin ellas no vamos a crecer espiritualmente en la fe.

Es obligatorio aprender a vencer el temor, si queremos crecer.
Además el temor nos aleja del amor de Dios.
1 Juan 4:18 dice: En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.
También debemos aprender a tener paz y gozo en medio de la tormenta.
Estos son frutos del Espíritu Santo en la vida de cada creyente.
La Biblia dice en Gálatas 5:22-23. Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
Para finalizar le animo a que avance por fe, ore y estudie la Biblia.
No olvide que después de cada tormenta sale el sol brillando esplendoroso y viene la calma.
Después del desierto está el oasis y después de cada guerra viene la paz.
Si estás pasando por una situación grave o difícil, de tristeza y desesperación; toma aire, respira profundo y avanza con nuevas fuerzas, pero con la fuerza del Señor.
Notarás que: Según avanza cobrará más fuerzas. El Salmo 84:7 dice:
Según avanzan los peregrinos, cobran más fuerzas, y en *Sión se presentan ante el Dios de dioses.
Haz como el león, la Biblia dice así: El león, fuerte entre todos los animales, Que no vuelve atrás por nada; Proverbios 30:30
Adore a Dios, cante alabanzas al Señor y déle la gloria que Él se merece.
Nunca, pero nunca olvide que con Cristo somos más que vencedores.
La meta de la victoria te espera. No te quedes paralizado (a)
Avanza con paso firme y de vencedores.
Que Dios te bendiga muy rica y poderosamente.
Pastor. Licdo. Inginio Roa

domingo, 15 de febrero de 2009

¡NO TE RINDAS QUE "SI SE PUEDE"!



Aunque el camino sea largo, angosto, empinado y escabroso; no te rindas que al final está la CIMA y la meta con sabor a VICTORIA.
El Señor promete cuando dice que:
El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Isaías 40:29-31

Así que,.. No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10
Te prometo que: Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Isaías 43:2
Por eso te digo: No temas, porque YO estoy contigo: Isaías 43:5
Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? Números 23:19

Creo fehacientemente que si Dios lo dijo, Dios lo va a cumplir.
Sepa que si JESÚS, es tu Pastor, nada te faltará.
Porque él te esconderá en su tabernáculo en el día del mal; te ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca te pondrá en alto. Salmo 27:5
Si ya tienes a JESUS, como tu Salvador.
No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día,
Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni mortandad que en medio del día destruya.
Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará.
Ciertamente con tus ojos mirarás Y verás la recompensa de los impíos.
Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación,
No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada.
Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos.
En las manos te llevarán, Para que tu pie no tropiece en piedra.
Sobre el león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón.
Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré.
Lo saciaré de larga vida, Y le mostraré mi salvación. Salmo 91:5-16

Pon la plena confianza en Dios y Él te exaltará. Porque:

Hermano (a) Ponga la plena confianza en Dios y Él te exaltará. Porque:


- El Señor es tu Roca. No serás removido jamás. Salmo 18:2
- El Señor es tu Castillo. Él es el lugar donde puedes refugiarte. Salmo 18:2
- El Señor es tu libertador. Él te ha libertado de la esclavitud del diablo. Salmo 18:2
- El Señor es tu fortaleza. Nadie podrá penetrar en donde Él te ha puesto. Salmo 18:2
- El Señor es tu confianza. En es en quien tú puedes confiar verdaderamente. Salmo 18:2
- El Señor es tu Escudo. Él te tiene protegido para que nada ni nadie te dañe. Salmo 18:2
- El Señor es tu baluarte. Salmo 18:2
- El Señor es tu alto refugio. Él tiene para ti un lugar donde puedes refugiarte. Salmo 18::2
- El Señor es la fuerza de tu Salvación. Él es Todopoderoso, para el no hay nada imposible. Salmo 18:2
- El Señor es tu Pastor. Él te llevará por el buen camino para que nada te falte. Salmo 23:1
- El Señor es tu proveedor. Con Él tienes el sustento asegurado. Génesis 22:14
- El Señor es tu sanador. De Él viene toda tu sanidad para que vivas sano y feliz. Éxodo 15:26b
- El Señor es tu paz. Jamás vivirás angustiado. Juan 14:27
- El Señor es tu Salvador. Si Él ya te salvó, tienes vida eterna, y no vendrás a condenación. Hechos 4:12 ¡Aleluya!

Para finalizar te quiero contar una historia. Esta es una bella y conmovedora historia, la historia de: Abraham Lincoln.Veamos los obstáculos que se le presentaron a ese hombre en el trayecto del camino hacia la meta victoriosa.

- En el año 1818 Al sufrir la pérdida de su madre en el otoño de este año, Abraham experimentó el primer gran dolor de su vida.
- En el año 1832 perdió las elecciones para senador.
- En el año 1833 fracasó en los negocios.
- En el año 1835 se le murió su esposa.
- En el año 1836 sufrió un colapso nervioso.
- En el año 1838 fue derrotado como representante a la legislatura.
- En el año 1848 perdió por segunda vez la denominación para el congreso.
- Cuando Lincoln era ya padre de familia, dos golpes lo hicieron pensar seriamente en su relación con su Hacedor.
- En 1849, Eduardo, el segundo hijo de Lincoln, murió de difteria.

- En el año 1849 se le negó su aplicación a la oficina de registros.
- En el año1849 Cuando Lincoln era ya padre de familia, dos golpes lo hicieron pensar seriamente en su      relación con su Hacedor. Eduardo, el segundo hijo de Lincoln, murió de difteria.
- En el año 1854 fue derrotado en las elecciones para senador por tercera vez.
- En el año 1856 perdió la denominación a la vicepresidencia de los Estados Unidos.
- En el año 1858 perdió las elecciones para el congreso.
- En 1860 conquistó la cima de la presidencia de Norteamérica.
- En 1862 otro hijo del presidente Lincoln, Guillermo, murió.

Cuando el Presidente Lincoln asistió al culto fúnebre de Guillermo, una enfermera le dio sus condolencias y le prometió orar por él. Él le dio las gracias y repuso: “Procuraré poner mis pesares en las manos de Dios”. Unos días después, la enfermera preguntó al presidente si había podido confiar en Dios y él dijo: “Creo que sí; procuraré hacerlo. Ojala que tuviera esa fe de niño que usted menciona, mas confío en que Dios me la dará”.

Es bien sabido que el presidente Lincoln era hombre de oración. En la ciudad de Washington hay una estatua de Lincoln arrodillado en oración.

Vemos que él se negó a ser un derrotado en su vida, por eso fue que se mantuvo luchando firme, hasta llegar a la cima de la montaña victoriosa, donde agarró la corona de la victoria.
Abraham Lincoln luchó y persistió durante 28 años, hasta que un día logró su objetivo.

¿Serías capaz de luchar por más de 20 años detrás de tu objetivo?
Ahí te dejo esta interrogante.

Y que Dios te bendiga muy rica y poderosamente. Dios te ama y yo también.
Adelante que "SI SE PUEDE" pero con la ayuda de Dios es mejor.
Hoy te digo: ¡NO TE RINDAS! Si te encuentras caído, levántate y sigue tu camino que adelante está la meta final con sabor a victoria.

Pastor. Licdo. Inginio Roa

FIDELIDAD EN EL MATRIMONIO


La Biblia dice en 1 Tesalonicenses 4:1-5
Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundéis más y más.
Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por el Señor Jesús;
pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios;....

así que, Someteos unos a otros en el temor de Dios.
Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;
porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.
Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,
para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,
a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.
Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.
Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,
porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.
Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.
Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.
Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido. Efesios 5:21-33

Por eso. Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios. Hebreos 13:4

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Hebreos 12:14
Para eso. Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. 2 Timoteo 2:15

El pecado sexual siempre causa daños a:
Individuos
Familias
Hijos
Negocios
Congregaciones
Amigos
A la misma persona que lo cometió

El pecado del adulterio y la fornicación siempre tiene consecuencias físicas y espirituales.

1 Corintios 6:15-20 dice:

¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo.
¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne.
Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.
Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
9¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,
10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 1 Corintios 6:9-10
Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. 2 Timoteo 2:19
Ya que si pecas, el pecado te convierte en su esclavo.
Juan 8:34 dice: Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

El pecado:
Controla
Domina y,
Mata. Romanos 6:23ª

Santiago 1:12-15 dice:

Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.
Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie;
sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.
Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.
Tú escoges entre pecar y morir en pecado apartado de Dios, o serle fiel a Dios hasta el final de tu vida en esta tierra y pasar la eternidad en el cielo con Él.

sábado, 7 de febrero de 2009

EXPLICACIÓN DE LA PARÁBOLA DE LOS LABRADORES MALVADOS

Mateo 21:33-45

1.- El Padre de familia: Representa a Dios. 33
2.- La viña que plantó: Representa al pueblo de Israel.33
3.- Los labradores: Representa a los líderes religiosos judios. 33
4.- Los siervos que Dios envió: Representa a los profetas y sacerdotes
que permanecieron fieles a Dios y le dieron el mensaje al pueblo
de Israel.34
5.- El Hijo: representa a JESÚS. 37-40
6.- Otros labradores: Representa a los gentiles (nosotros) 41
7.- La piedra desechada: Es JESÚS. 42
8.- Gente que produzca fruto: Es todo aquel que reciba a Cristo y
comience a servirle. 43-44

miércoles, 4 de febrero de 2009

VENEZUELA PARA CRISTO


¿QUERES VER UNA VENEZUELA HERMOSA Y DONDE TODOS VIVAMOS UNIDOS?

EMPIEZA A ORAR POR:
Amazonas
Anzoátegui
Apure
Aragua
Barinas
Bolívar
Carabobo
Cojedes
Delta Amacuro
Distrito Capital
Falcón
Guárico
Lara
Mérida
Miranda
Monagas
Nueva Esparta
Portuguesa
Sucre
Táchira
Trujillo
Vargas
Yaracuy
Zulia
Guayana Esequiba

martes, 3 de febrero de 2009

EL SABIO OYE EL CONSEJO Y SE HACE MÁS SABIO

Una de las cosas más beneficiosas que una persona pueda adquirir, es SABIDURÍA, para el buen desenvolvimiento por el resto de su vida.

Depende de la persona si su estadía aquí en la tierra es buena o mala.

La sabiduría te ayuda a:

- Pensar sabiamente
- Controlar la boca
- Tratar correctamente a los demás
- Recibir enseñanza y corrección
- Comportarse correctamente y ser un buen amigo
- Honrar a su padre y a su madre
- Hablar correctamente
- Transmitir palabras portadoras de vida y no de muerte
- Apartarse de aquellos que andan desordenadamente
- Ser prudente, justo, honesto, cuerdo, y honrado

Si usted quiere ser sabio, oiga el consejo que una persona con sabiduría te dé, y así adquirirá consejo y se hará sabio, no se crea que lo sepa todo.

Dígale a Dios que usted desea aprender más y más de Su palabra, aprenda a confiar más en Dios y a depender de Él en todo. Hágalo de corazón y comprométase con Él.

Hónralo y Él te honrará. Reconócelo en todos sus caminos.

Acérquese a Él y Él se acercará a usted. (Santiago 4:8)

Nunca deje de darle gracias a Dios. Por la sabiduría y la inteligencia que te ha dado.

Si eres profesional, recuerda que lo eres porque Dios te dio la inteligencia, si no, no lo habrías logrado.
Si no tienes sabiduría, pídale a Dios que Él te la dará. La Biblia dice:

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.
Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. Santiago 1:5-6

Uno de los principios de la sabiduría, es el temor de Dios.
Teme a Dios y apártate del mal; así tendrás largura de días y años de vida y paz te aumentarán.
Aborrezca el mal y apártate de todo lo que no te edifica.

Nunca olvide que:
El avisado ve el mal y se esconde; Mas los simples pasan y reciben el daño. Proverbios 22:3

Y. El que camina en integridad anda confiado; mas el que pervierte sus caminos será quebrantado. Proverbios 10:9

Un buen consejo que Dios te da es éste, espero que lo tomes para tu bien.
E aquí el consejo dice así:

Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; No te olvides ni te apartes de las razones de mi boca;
No la dejes, y ella te guardará; Amala, y te conservará.
Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia.
Engrandécela, y ella te engrandecerá; Ella te honrará, cuando tú la hayas abrazado.
Adorno de gracia dará a tu cabeza; Corona de hermosura te entregará.
Oye, hijo mío, y recibe mis razones, Y se te multiplicarán años de vida.
Por el camino de la sabiduría te he encaminado, Y por veredas derechas te he hecho andar.
Cuando anduvieres, no se estrecharán tus pasos, Y si corrieres, no tropezarás.
Retén el consejo, no lo dejes; Guárdalo, porque eso es tu vida.
No entres por la vereda de los impíos, Ni vayas por el camino de los malos.
Déjala, no pases por ella; Apártate de ella, pasa.
Porque no duermen ellos si no han hecho mal, Y pierden el sueño si no han hecho caer a alguno.
Porque comen pan de maldad, y beben vino de robos;
Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, Que va en aumento hasta que el día es perfecto.
El camino de los impíos es como la oscuridad; No saben en qué tropiezan.
Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones.
No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón;
Porque son vida a los que las hallan, Y medicina a todo su cuerpo.
Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.
Aparta de ti la perversidad de la boca, Y aleja de ti la iniquidad de los labios.
Tus ojos miren lo recto, Y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante.
Examina la senda de tus pies, Y todos tus caminos sean rectos.
No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; Aparta tu pie del mal. Proverbios 4:5-27

Si usted actúa o quiere hacer las cosas por sus propios conocimientos, te aseguro que más temprano que tarde terminará tomando malas decisiones o haciendo cosas que más adelante te arrepentirás.

Pero te aseguro que cuando busques a Dios de todo corazón, y le pidas sabiduría, Él te la dará y entonces vas a hacer las cosas correctamente bajo su dirección.

Y te aseguro que lo que hagas, usted mismo se va a quedar sorprendido de lo bien que las has hecho. Porque será con la sabiduría de Dios y no con la tuya.

También serás capaz de dar buenos consejos a aquellas personas que lo necesitan.

Podrás sentir por adelantado cuando te acecha el peligro, para evitarlo.

Tendrá el sentido de qué hacer y qué no hacer en cada situación.

Sabrás cuando debes y cuando no debes hablar.

Para finalizar te aconsejo que, NUNCA le pidas un consejo a aquella persona que no respeta, ni ama a Dios, y que anda desordenadamente, haciendo cosas que no le agradan al Señor.

De aquí en adelante tú escoges entre ser uno del montón o ser una persona de excelencia y vivir la vida extraordinaria y en paz.

Te aconsejo que tomes la segunda opción.

Espero haberte ayudado y que desde hoy tú seas una persona diferente.

Te espero en la CIMA victorioso con el Señor.


Dios te bendiga.

Pastor. Licdo. Inginio Roa

lunes, 2 de febrero de 2009

EL CARRO Y EL CELULAR


--------UN DIA A LA VEZ------------

.............. Texto Bíblico: Mateo 6:25-34 ............


Cuando el Señor sacó de Egipto al pueblo de Israel, le dio alimento del cielo durante 40 años que anduvieron por el desierto. (Éxodo 16:35)
Pero este alimento era solo para el día presente y no para el siguiente. (Éxodo 16:4; 15-20)

Este es uno de los principios de Dios, el cual es el poner nuestra plena confianza en Él.
Ya que Él nos suplirá para cada día lo que necesitamos, para así aprender a no vivir angustiados por el día de mañana.
Nuestra creencia es que si tenemos mucho dinero y posesiones, entonces tendremos asegurado el día de mañana, lo que es totalmente falso, porque si ponemos nuestra confianza en Dios, Él nos va a suplir todo lo que nos haga falta para que vivamos a plenitud.

Si tratamos de acumular grandes sumas de dinero (riquezas) entonces podemos llegar a tener graves problemas. ¿Por qué lo digo? La Biblia dice:
Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.1 Timoteo 6:10

Hoy podemos ver como en el mundo hay personas que tienen grandes sumas de dinero y de bienes, están siendo acechados, robados, secuestrado y hasta asesinados por malhechores, quienes se están aprovechando de la situación.
El Señor Jesucristo dijo: No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.
Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Mateo 6:19-21

También dijo una parábola referente a aquellos que acumulan grandes riquezas y que creen que por tener mucho acumulado, todo lo tienen seguro. La parábola es esta:

También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho.
Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos?
Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate.
Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?
Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios. Lucas 12:16-21
No es malo tener dinero, lo malo es tenerlo y poner la confianza en él olvidándose de Dios.

Cuando nos preocupemos por el mañana, dejamos de vivir a plenitud el día de hoy.
Nos desanimamos, nos angustiamos, y hasta nos desesperamos, llegándonos hasta enfermar y a creer que esta vida no tiene sentido; porque jamás hemos aprendido a depender como debe ser de Dios.

Si usted anda preocupado por dinero o por lo que va a ser del día de mañana, le aconsejo que ponga la plena confianza en Dios y te aseguro que Él le va a proveer todo lo que necesita para vivir; ya que así como Él alimentó al pueblo de Israel en el desierto con maná, también lo va a hacer contigo.
Te aconsejo que si va a hacer hazlo de todo corazón, buscando primeramente el reino de Dios y su justicia, y lo que necesites te será dado. ¡Créalo!

Dios quiere que usted aprenda a tener fe en Él, Dios quiere que usted le crea, para cuando el momento de la necesidad llegue, entonces Dios le muestre lo que debe hacer para obtener lo que te haga falta.

Dios quiere que usted, entre en su reposo para siempre.
Así que, aprenda a:

Vivir un día a la vez, pero dependiendo de Dios.
Licdo. Pastor. Inginio Roa

domingo, 1 de febrero de 2009

HERMOSOS CONSEJOS PARA TÍ

La palabra de DIOS es verdad, solo hay que creer por fe, y todo lo que querramos tener si no dudamos, vendrá a nosotros como DIOS lo ha prometido.