sábado, 31 de julio de 2010

CUIDADO CON LA CRÍTICA





UN BUEN CONSEJO, lo hago en el amor de Dios.
Proverbios 18:21 dice:
La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama Comerá de sus frutos.
¡NUNCA CRITIQUE!
LA CRÍTICA ES PECADO Y TAMBIEN ENFERMA, PARALIZA Y MATA. Cuando María y Aarón criticaron a Moisés, Dios sacó del pueblo a Maria por 7 días y ella se convirtió en leprosa; por este pecado el pueblo no avanzó adelante durante esos 7 días, hasta que se reunió María con ellos. Números 12:1-16. El pueblo de Israel murmuró contra Moisés y murieron 14.700 personas. Números 16:41-50 sin incluir a los que murieron por la rebelión de Coré.
Nunca, nunca critiques a tu líder, a tu jefe, a tu superior y mucho menos a la creación de Dios.
LA CRÍTICA ES UN PECADO DESTRUCTIVO.Hoy se ha hecho común criticar; critican por el calor, por la lluvia, por la comida, por el trabajo, y por muchas cosas más.

Escuché una historia de un joven profesor que criticaba por todo “por todo” y un día amaneció enfermo de la lengua por lo que consultó al médico y el dignostico fue ¡Cancer! y en un tiempo muy corto murió.

El rey David le pidió a Dios: Pon guarda a mi boca, oh Jehová; Guarda la puerta de mis labios. Salmo 141:3
También dijo: En cuanto a los que por todas partes me rodean,

La maldad de sus propios labios cubrirá su cabeza.
Caerán sobre ellos brasas; Serán echados en el fuego, En abismos profundos de donde no salgan.
El hombre deslenguado no será firme en la tierra;
El mal cazará al hombre injusto para derribarle. Salmo 140:9-11
La lengua es una espada, una lanza, la más aguda, que con un solo golpe atraviesa a tres personas:
1. La que habla,
2. La que escucha,
3. La afectada.
Filipenses 2:14-15 dice:
Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo

Santiago dijo: Hermanos, no murmuréis los unos de los otros. El que murmura del hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si tú juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez.
Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro? Santiago 4:11-12
Proverbios 26:28 dice:
La lengua falsa atormenta al que ha lastimado , y la boca lisonjera hace resbalar.

Hoy estoy dando este consejo para ayudar a aquellos que murmuran, si tú criticas ya no lo vuelvas a hacer. Dios te bendiga.

miércoles, 14 de julio de 2010

ORAR SIN CESAR


NO SE DEBE DESCUIDAR Y DEJAR DE ORAR
Todo cristiano hijo de Dios debe dedicar parte de su tiempo a la oración. Y esta debe comenzar en la mañana para poner el quehacer del día en las manos del Señor. Ese debe ser el estilo de vida de todo cristiano.
El diablo le teme ver a un soldado de Cristo de rodillas invocando el nombre de Jesús. ¿Lo sabías? Orar es decirle a Dios. No puedo ni quiero vivir sin ti.
Una manera de hablar con Dios es mediante la oración.
Si oramos Dios nos escucha. Porque Él oye la oración de los rectos.

TODO CRISTIANO DEBE ESTUDIAR LA BIBLIA