jueves, 31 de diciembre de 2009

"CASA DE ORACIÓN A DIOS"



¿Quiénes somos?

La Iglesia Bautista "Jesús el camino a Dios", se inicia en Marzo del año 1993 como Misión, cuando un grupo de hermanos conformado por: Luis Monzón, su esposa Nelly Castrillo y sus hijos: Luis Daniel Monzón Castrillo, Carlos Alberto Monzón Castrillo, Laura Melissa Monzón Castrillo y María Inés Monzón de Monzón, madre del hermano Luis Monzón; empezaron el trabajo de evangelización, y visitación en la casa del hermano Agapito Tribiño; en el Barrio Cultura II, del Municipio Pedraza del Estado Barinas.

Trabajo evangelistico apoyado por los hermanos Lino Flores, Benigno Peñaloza y Fernando Soler quien aportó el dinero para la compra de una casa con un lote de terreno ubicado en el Barrio El Liceo II, Calle 23 entre Avenidas 11 y 12 Nro. 11-47 de la población de Ciudad Bolivia, Municipio Pedraza del Estado Barinas; con el propósito de constituir una Iglesia Bautista en ese lugar.

En el año 1994, los hermanos Luis Monzón, su esposa Nelly Castrillo de Monzón, sus hijos y María Inés Monzón de Monzón, se mudaron de donde el hermano Agapito Tribiño para el actual local de la Iglesia.

El 10 de Diciembre del año 1995, se hizo el documento de Autenticación ante la Notaría Pública de Barinas, documento este que quedó anotado bajo el Nro. 42 Tomo 206 de los libros de autenticaciones llevados por dicha Notaría; a favor de la ASOCIACIÓN RELIGIOSA PRIMERA IGLESIA BAUTISTA DE BARINAS, representada en dicho acto por OMAR EMILIO NEIRA.

El 28 de Junio del año 2003, se trasladó una comisión compuesta por el Pastor Jesús Salazar, Pastor de la Primera Iglesia Bautista de Barinas, el Misionero de Estados Unidos de Norte América; Jim Pollock, el hermano Avelino Pereira, y el hermano Inginio Roa, para continuar con la evangelización de esta población, por una visión del hermano Inginio Roa; quedando allí como misionero con su esposa Nancy Quintero y la hermana Maira Quintero, quienes han permanecido desde esa fecha hasta el día 19 de Diciembre del año 2009 fecha en que se constituye la Misión Bautista Jesús el camino a Dios en la Iglesia Bautista Jesús el Camino a Dios.

Somos una Iglesia que adora a Dios, centrada en la evangelización, y en la ayuda a la comunidad, para guiarlos a encontrarse con Jesús el Salvador; que forma creyentes sólidos bíblica y espiritualmente.

Somos el pueblo de Dios.

Somos la Iglesia o cuerpo de Cristo, creyentes redimidos por Cristo, bautizados con el fuego del Espíritu Santo y en agua por inmersión; y unidos voluntariamente en un pacto bajo la dirección del Espíritu Santo, para el culto público a Dios, para la edificación y crecimiento espiritual, para practicar las ordenanzas, para el extendimiento del evangelio del reino de Dios en la tierra. Hechos 9:31; 13:1; 16:5; 1 Cor.1:2; 16:1; 2 Cor. 8:1; 11:28; 1 Tesal.1:7-8; Gál.1:22

Somos:

-UNA MORADA PARA LA PRESENCIA DE DIOS.


-UN VEHÍCULO PARA EL MOVER DEL ESPÍRITU SANTO.


-EL INSTRUMENTO DE SALVACIÓN PARA LOS INCONVERSOS.

FUNDAMENTO:

Nuestro fundamento es Jesucristo, nuestro Señor; porque Él es el fundador de la Iglesia, y Él mismo es el fundamento principal. Mateo 16:18

¿EN QUÉ CREEMOS?

Creemos en Dios Padre, en su Hijo Jesucristo el Salvador del mundo y en el Espíritu Santo el Consolador, quien nos enseña todas las cosas del Señor.
Reconocemos a la Biblia como la Palabra de Dios; por lo tanto, es la fuente divina de autoridad y es la regla final de fe y práctica.
Creemos que el Autor verdadero de la Biblia es Dios mismo. 2 Pedro 1:21; 1 Tesalonicenses 2:13
Creemos que. Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. 2 Timoteo 3:16-17

VISIÓN

Nuestra visión está centrada en ser una Iglesia misionera, para ayudar a la comunidad no creyente, guiándolos a que reciban a Jesús como su Señor y Salvador, discipularlos y enviarlos a hacer discípulos; y capacitar a la Iglesia para la edificación del cuerpo de Cristo de acuerdo a lo que dice Hechos 2:42-47

MISIÓN

Con amor y gratitud a Dios y a nuestro prójimo, de todo corazón vamos llevando Su palabra y sembrando la preciosa semilla de salvación en los hombres, mujeres, niños y niñas que viven en el Municipio Pedraza y por todo el mundo; para que conozcan y reciban al Señor como su Señor y Salvador.

Esto lo hacemos en cumplimiento a la Gran Comisión que Jesús nos dejó en Mateo 28:19-20.

domingo, 27 de diciembre de 2009

¡COMO ACERCARSE A DIOS!

El ser humano está apartado de Dios por el pecado, ya que desde que nacemos venimos con el pecado que cometieron Adán y Eva, y luego que crecemos empezamos a cometer concientemente otros pecados; por eso es que necesitamos acercarnos a Dios para poder seer salvos.

En el Libro de Santiago 4:7-10 se nos da la manera de poder acercarnos a Dios.

Veamos la manera como acercarnos a Dios:
1. Sometiéndonos a Dios. 4:7
2. Resistiendo al diablo. 4:7
3. Limpiándonos las manos... y purificandonos el corazón (llevando una vida pura) 4:8
4. Arrepintiéndonos sinceramente de nuestros pecados. 4:9
5. Humillándonos delante de la presencia del Señor. 4:10


Si nos presentamos delante del Señor con un corazón contrito y humillado, él nos ve, nos oye y nos perdona por su infinito amor y misericordia y nos limpia de todo pecado y así podemos permanecer cerca de Dios en esta vida y en la venidera.


Si tu no te has acercado a Dios, hoy es el día en que lo puedes hacer, porque mañana puede ser demasiado tarde.


Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. 4:8 esta es una promesa de parte de Dios para ti y para mi, si no lo haces es porque tu no lo quieres. Dios está deseoso de que tu te acerques a Él.


Cambia tu manera de pensar para que cambie tu manera de vivir.
Espero haberte ayudado con este mensaje y que desde hoy tu vida cambie de una vez y para siempre.

lunes, 21 de diciembre de 2009

EL FIN VIENE. ¡PREPÁRATE!


Mateo 24 dice:

Jesús predice la destrucción del templo
1 Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo.
2 Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.
La destrucción del Templo ocurrió en el año 70 después de Cristo.

En el año 70 d.C el General Romano Tito puso sitio a la ciudad de Jerusalén. Después de 5 meses de una terrible hambre y destrucción, se dice que murieron 1 millón doscientos mil judíos en esta ciudad.
Recuerde que fue en el año 70 d.C que se cumplió lo dicho por Jesús en Lucas 21:24. Los romanos le cambiaron de nombre a Jerusalén y le pusieron Aelia Capitolina, y en ella se edificó un templo a Júpiter, en el lugar del templo. Y el tiempo fue pasando hasta el Siglo VII cuando ingresaron los árabes a conquistar a Jerusalén. En el año 691 d.C, los árabes construyeron la "Mezquita de Omar o la Cúpula de la Roca". Por casi 400 años esta hermosa tierra fue dominada por los árabes, hasta que llegaron "Los Cruzados" en 1099 d.C desde Europa, convirtiendo "La Cúpula de la Roca" en una iglesia cristiana. Los árabes volvieron a reconquistar Jerusalén la cual estaba en manos de "Los Cruzados". Luego vinieron los turcos y conquistaron la tierra en manos de los árabes en el año 15l7 d.C. En 1542 d.C, ellos edificaron los muros actuales de Jerusalén, y rigieron esta ciudad por espacio de 400 años.
Así se cumplió la profecía del Señor escrita por Lucas 21:24  Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.


Está por construirse el Tercer Templo en Jerusalén; pienso que en cualquier momento este hecho debe de estarse ejecutando, y con la tegnología de hoy la construcción del mismo no debe tardar mucho.


Señales antes del fin
(Mr. 13.3-23; Lc. 21.7-24)
3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.
5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.
6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.
8 Y todo esto será principio de dolores.
9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.
10 Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.
11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos;
12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),
16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.
17 El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa;
18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.
19 Mas !!ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!
20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;
21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.
22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.
23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.
24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.
25 Ya os lo he dicho antes.
26 Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.
27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.
28 Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
La venida del Hijo del Hombre
(Mr. 13.24-37; Lc. 21.25-36; 17.25-36; 12.41-48)
29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.
31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.
33 Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.
34 De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.
35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.
37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.
38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca,
39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.
40 Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado.
41 Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.
42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.
43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa.
44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

Todas estas señales: Guerras y rumores de guerras, nación contra nación, y reino contra reino; (Primera y Segunda guerra mundial; Estados Unidos-Irak, contra Japón, contra Pakistán, Libano contra Israel; y muchas más)  y habrá pestes, (Sida, Cáncer, gripe aviaria, gripe porcina) y hambres, (niños, jóvenes y adultos que mueren de hambre en África, Asia y aun en los países mas desarrollados; en esta época la Crisis económica mundial) y terremotos en diferentes lugares. (Indonesia, China, Italia, Perú, Irán, Honduras, Mexico, Venezuela, y muchos más ya las estamos viendo, pero hasta nos hemos acostumbrado y no le prestamos atención a lo que nos dijo el Señor Jesús, de que debemos estar preparados. (Vs. 44. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis).
Veamos una por una las señales antes del fin:




1. Guerras y rumores de guerras
2. Se levantará nación contra nación, y reino contra reino
3. Habrá pestes,
4. Hambres, 
5. Terremotos en diferentes lugares.
6. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.
7. Muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos.
8. Por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.  
9. Se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.
10. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.



Hoy más que nunca se está predicando el evangelio del reino de Dios de una manera acelerada, ya que lo estamos haciendo: Persona a persona, por las casas, en el Templo, por Radio, por Televisión, por Teléfono, por Internet, por periódico, por revistas y muchos otros medios; la Biblia se ha traducido a unos 2.018 Idiomas. 


Como vemos en su mayoría estas señales ya las estamos viendo.

(El Señor Jesús dijo: Vs 33: Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas).
Si usted es uno de los que está esperando señales extraordinarias para poder creer, pues déjeme decirle que no espere más; porque en cualquier momento puede morir y hasta allí te llegó todo o en cualquier momento viene Cristo y ya no habrá más oportunidad.
Arrepiéntase y reciba a Jesús como tu Señor y Salvador.
Prepárese porque el fin vendrá, si no lo cree se que un día me darás la razón. Espero que no sea cuando ya no haya oportunidad; ya que allí será el lloro y el crujir de dientes.
Dios te bendiga.