lunes, 21 de septiembre de 2009

FORMANDO A LOS HIJOS

¿Dónde podemos encontrar la mejor enseñanza para formar a los hijos?
Como es es sabido, nadie nos enseña a ser padres, no hay una escuela o universidad donde vayamos a estudiar para ser padres.
Pero si existe un manual donde podemos encontrar toda una enseñanza para educar y formar a los hijos. 
Ese manual es la Biblia donde encontramos todo para enseñar y formar a los hijos de una manera excelente.


Veamos un ejemplo de padres que no sabían como educar y formar a su hijo:

“Entonces oró Manoa a Jehová, y dijo: Ah, Señor mío, yo te ruego que aquel varón de Dios que enviaste, vuelva ahora a venir a nosotros, y nos enseñe lo que hayamos de hacer con el niño que ha de nacer”.
Jueces 13:8. Este caso se refiere a Sansón.
Manoa estaba preocupado sobre el tipo de formación que le debían dar al niño.

Y es que, como dice la Palabra de Dios: 

“Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia”. Salmo 127:1

Si Dios no es el centro de la familia, de nada sirve que engendremos hijos.
Erraremos en la enseñanza y formación de los mismos y al final no será una familia ordenada y feliz; sino un desorden en la familia, donde lo que habrá sera odio y maldad en el corazón de cada uno de ellos.
¿Por qué lo digo?
Porque si Cristo no esta en el corazón de la persona, lo que hay en él aunque sea muy humilde, será odio y no amor; porque el verdadero amor es el de Dios.
Un modelo de padres lo encontramos en José y María, padres del Señor Jesús.
Ellos se encargaron de: 
- Amar..............Tito 2:4
- Enseñar.........Deuteronomio 6:6-7
- Guiar.............Proverbios 22:6
- Proveer..........2 Corintios 12:14
- Criar..............Efesios 6:4
- Controlar........1 Timoteo 3:4
a su hijo.
Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él. Lucas 2:40
José y María presentaron como era costumbre, a Jesús en el Templo al Señor y luego regresan a casa, la Biblia dice:

Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón.
Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres. Lucas 2:51-52

Aquí vemos al Señor como estaba sujeto a sus padres 


terrenales


Esta es la forma que todo hijo debe aprender y ser obediente a los padres y ellos deben saber enseñar a sus hijos el amor a Dios y los valores espirituales, morales, sociales, culturales y todos los demás valores de la manera correcta, para que lleguen a ser hombres y mujeres respetuosos, honestos, responsables y útiles al Señor y a la patria.


Cuando Dios sacó de Egipto a su pueblo Israel, para llevarlo a poseer la tierra prometida le dio instrucciones para su bienestar y para la formación de sus hijos; Él les dijo:

Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.
Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;
y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.
Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas. 
Deuteronomio 6:4-9

Esa enseñanza fue para Israel, pero también es para ti y para mi.
Esta es la forma en que debemos educar a nuestros hijos, para que amen y tengan respeto a Dios, a sus padres y a los demás. Si así lo hacemos entonces tendremos unos hijos obediente, respetuosos, amables, cariñosos, trabajadores, en sí; útiles al Señor, a la familia y a la sociedad.


En proverbios también se nos enseña sobre la formación que le debemos dar a  los hijos, cuando nos dice:

Educa a tu hijo desde niño, y aún cuando llegue a viejo seguirá tus enseñanzas. Proverbios 22:6 (BLS)

Aquí tenemos dos tipos de hijos: El obediente que recibe la enseñanza y el desobediente que no quiere obedecer a sus padres; unos por rebeldes y otros porque sus padres no los están formando principalmente con la Palabra de Dios y con valores espirituales. Veamos los dos tipos de hijos:


El hijo sabio alegra al padre, Pero el hijo necio es tristeza de su madre. Proverbios 10:1
El hijo sabio recibe el consejo del padre; Mas el burlador no escucha las reprensiones. Proverbios 13:1
El Señor nos dice:
Corrige a tu hijo, y te dará descanso, Y dará alegría a tu alma. Proverbios 29:17

No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, Ni te fatigues de su corrección; Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere. Proverbios 3:11-12



No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá.
Lo castigarás con vara, Y librarás su alma del Seol. Proverbios 23:13-14
 Esto no quiere decir que vas a vivir encima de tu hijo dándole palo; ¡no! lo que quiere decir es que lo enseñes y lo eduques antes de que tengas que castigarlo a la fuerza. para después no tener que sufrir por el mal comportamiento del hijo que mal criaste.



Dios como buen Padre para nosotros, nos indica la la forma en que debemos comportarnos con nuestros padres. Él no dice así:
Hijos, obedezcan a sus padres, porque ustedes son de Cristo y eso es lo que les corresponde hacer. El primer mandamiento que va acompañado de una promesa es el siguiente: "Respeta y obedece a tu padre y a tu madre, para que todo te salga bien y tengas una larga vida en la tierra". Efesios 6:1-3 (BLS)
Hermano, amigo, y todo aquel que quiera formar una familia modelo; en la Biblia encontrarás la mejor manera para hacerlo.
Si buscas a Dios y le pides que te ayude a ser un padre modelo para tus hijos, de seguro que Él en su infinito amor te va a ayudar.


Y te digo. Nunca es tarde para empezar; si en tu familia hay problemas con tus hijos, con tu esposa, y con los que habitan contigo, yo te aconsejo que busques al Señor, pídale su ayuda y Él te la dará.
La Biblia dice: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3


En Mateo 11:28-30 dice:
Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

También en Isaías 41:10 dice:
No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
¡Vez! El Señor esta presto para ayudarnos, aunque hayamos cometido errores, aunque no hayamos sido el mejor padre, aunque estemos pasando por dificultades; lo que tenemos que hacer es ir a Él, no querer ser un super hombre o quedarnos derrotados, creyendo que no hay solución.
¡Dios tiene la solución para todo! 
¡Créalo!
Espero que con este mensaje te pueda ayudar a resolver tu problema.
Si necesitas de mí, aquí me tienes.
Este es mi correo: 
Pastor.inginio@gmail.com

martes, 15 de septiembre de 2009

LA SABIDURÍA

La palabra de Dios dice así:

¿De dónde, pues, vendrá la sabiduría?
¿Y dónde está el lugar de la inteligencia?
Y dijo al hombre:
He aquí que el temor del Señor es la sabiduría,
Y el apartarse del mal, la inteligencia. Job 20; 28
El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia. Prov. 9: 10


Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia;
No te olvides ni te apartes de las razones de mi boca;
No la dejes, y ella te guardará;
Amala, y te conservará.
Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría;
Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia. Prov. 4:5-7


En las escrituras está la fuente de la sabiduría, por eso todo cristiano que quiera ser sabio debe dedicarse al estudio la Palabra de Dios.
El Apóstol Pablo le dijo a su discípulo Timoteo lo siguiente:
Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.
Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.
2 Timoteo 3:14-17


El Apóstol Santiago o Jacobo, medio hermano del Señor Jesús (Gálatas 1:19) con la sabiduría de Dios dijo:
Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.
Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. Santiago 1:5-6


Si queremos ser sabios debemos leer, estudiar y escudriñar la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis, a tiempo y fuera de tiempo.

Esto es para todos aquellos  cristianos que están faltos de sabiduría.


El Señor Jesucristo nos mandó a escudriñar la Escrituras cuando dijo:
Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;.. Juan 5:39

Ahora quiero agregar a esta enseñanza una hermosa reflexión y lo hago pidiendo permiso a quien la escribió. Espero que sea de gran ayuda para todo aquel que llegue a leer este mensaje. Y que Dios te bendiga.
Reflexiones – El Hombre Sabio.



De:  Renuevo de Plenitud

Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la ciudad de  El Cairo, Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio.



El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y  un banco.
- ¿Dónde están sus muebles? preguntó el turista. Y el sabio, rápidamente, también preguntó: – ¿Y dónde están los suyos?
- ¿Los míos?, se sorprendió el turista. ¡Pero si  yo estoy aquí solamente de paso!
Yo también… concluyó el sabio. “La vida en la tierra es solamente temporal… sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices”.
“El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden.  Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.”
Y recuerda :
Dios no te preguntará qué modelo de auto usabas; te preguntará a cuánta gente llevaste.
Dios no te preguntará los metros cuadrados de tu casa; te preguntará cuánta gente recibiste en ella.
Dios no te preguntará la marca de la ropa en tu armario; te preguntará a cuántos ayudaste a vestirse.
Dios no te preguntará cuan alto era tu sueldo; te preguntará si vendiste tu conciencia para obtenerlo.
Dios no te preguntará cuál era tu título; te preguntará si hiciste tu trabajo con  lo mejor de tu capacidad. .
Dios no te preguntará cuántos amigos tenías; te preguntará cuánta gente te consideraba su amigo.
Dios no te preguntará en qué vecindario vivías; te preguntará cómo tratabas a tus vecinos.
Dios no te preguntará el color de tu piel; te preguntará por la pureza de tu interior.
Dios no te preguntará por qué tardaste tanto en buscar la Salvación; te llevará con amor a tu casa en el Cielo y no a las puertas del Infierno.
Dios no te preguntará a cuántas personas enviaste este mensaje; te preguntará si te dio vergüenza hacerlo.
¡Hazlo ahora!
Recuerda estas simples líneas para lograr la felicidad:
1. Libera tu corazón del odio.
2. Libera tu mente de las preocupaciones.
3. Vive de forma simple.
4. Da más.
5. Espera menos.


viernes, 11 de septiembre de 2009

A LO MALO LE DICEN BUENO

 
Tenemos una ley que regula las normas de tránsito terrestre; pero desde hace poco   para acá en Venezuela se está viendo que los conductores no obedecen a esas normas.
-       *  No se respeta tomar  otro canal sin poner luz de cruce y se dice que está bien.
-        * No se respeta el semáforo y se dice que está bien.
-        * No se respetan las paradas del transporte público y se dice que está bien.
-        * No se respeta la velocidad establecida y se dice que está bien.
-        * No se respeta el no girar en U en los semáforos y se dice que está bien.
-        * No se respeta el paso peatonal y se dice que está bien.
-        * No se respeta el no hablar ni mandar mensajes por el celular y se dice que está bien.
     * No se respeta  manejar borracho y se dice que está bien.
-        * No se respeta el uso del cinturón de seguridad y se dice que está bien.
-        * No se respeta  a los demás conductores y se dice que está bien.
-        * No se respeta el no conducir embriagado y se dice que está bien. 
*   * No se respeta al conductor que va por la avenida, porque el que va por la      calle no se detiene ante el que le corresponde el pase y se dice que está  bien.
*
¿Qué dice la Biblia respecto a esto?


En 2 Timoteo3:1-4 dice:
También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.
Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,...


Aquí vemos la respuesta a todo lo que está pasando y no tan solo con respecto a esta reflexión sino en todos los ámbitos de la vida está pasando lo mismo.


lunes, 7 de septiembre de 2009

EL CARRO Y EL CELULAR


Amigo (a) El carro va hacia donde uno lo dirija y toma la velocidad que se le dé. Él no piensa; pero nosotros sí. Gracias a Dios.
¿Sabe usted que el hablar por el teléfono celular te distrae y puede ocasionar un incidente de tránsito y llegar hasta perder tu vida y la de otros?
Hablar por celular sigue siendo la principal causa de las distracciones cuando de conducir un vehículo se trata. Y a pesar de los recursos como el llamado "manos libres", el peligro es evidente.
"La mente va a estar concentrada en atender la llamada, no en conducir; hay pérdida de percepción visual en un 53% y la velocidad de reacción se reduce en un 12%". Y los que escriben mensajes pierden el control del volante en un 91,4%
Se cree que El 53% de las distracciones son originadas por el uso de teléfonos celulares y el 32% es generado por mirar fijamente objetos atractivos en la vía, y un 15% por el usar la radio y otros implementos u objetos dentro del vehículo. Estudio éste realizado por especialistas en el ramo.
Este es mi consejo: Cuando manejes no hable ni escriba por el teléfono celular, así sea el de manos libres. Usa el cinturón de seguridad. Respeta las señales de tránsito. Sea prudente, respetuoso, solidario, amable, “paciente”, evita el exceso de velocidad, las distracciones, y no consuma bebidas estupefacientes y alcohólicas, esto es grave.
¿Sabías que hablar y escribir mensajes por teléfono celular manejando es mortal?
No olvide que tu familia te ama y esperan a que regreses a casa sano y salvo. La Biblia dice: El avisado ve el mal y se esconde; Mas los simples pasan y llevan el daño. Prov. 27:12 Si necesita un buen consejo puedes pedirlo al correo electrónico: consejeriapastoral_1@yahoo.com
Pido a Dios que te guarde del peligro cuando andes manejando; pero tu tienes que obedecer las normas sin llegar a violarlas y a ser prudente. Dios te bendiga.

viernes, 4 de septiembre de 2009

LA SALVACIÓN ESTÁ EN CRISTO


La salvación es un regalo de Dios para la humanidad, pero queda de nuestra parte el querer recibir ese precioso regalo.
Si el hombre y mujer no se quieren arrepentir entonces se perderán eternamente por no haber querido obedecer al Señor.

Dios ha dejado todo el poder de la salvación en su Hijo Jesús.
Afirmado en su palabra cuando le dijo a sus discípulos lo siguiente:

Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Mateo 28:18

Esta verdad la encontramos en Hechos 4:11-12 que dice:
Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Y la forma para ser salvo es creyendo en Él y confesando (recibiendo) como el único Señor y Salvador.
En Carta del Apóstol Pablo a los Romanos nos dice:

Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos:
que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.
Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado
. Romanos 10:8-10
Desde ahí entonces el creyente debe vivir una vida consagrada al Señor y dar fruto de arrepentimiento.
Dando testimonio de que es un cristiano Cristo céntrico, que lo que dice lo hace con su vida. Debe mantenerse firme en el Señor buscando la santidad. Hebreos 12:14 nos dice: Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Como cristianos debemos vivir en amor, pero en el amor que Dios ha puesto en nuestros corazones, para que le seamos gratos a los demás.
Sin embargo, gracias a Dios que en Cristo siempre nos lleva triunfantes y, por medio de nosotros, esparce por todas partes la fragancia de su conocimiento. Porque para Dios nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden. " Corintios 2:14-15

Ahora quiero darles una hermosa reflexión, que nos relaciona con el testimonio del Cristiano.

LA NIÑA DE LAS MANZANAS
Un grupo de vendedores fueron a una Convención de Ventas. Todos le habían prometido a sus esposas que llegarían a tiempo para cenar el viernes por la noche. Sin embargo, la convención terminó un poco tarde, y llegaron retrasados al aeropuerto. Entraron todos con sus boletos y portafolios, corriendo por los pasillos.
De repente, y sin quererlo, uno de los vendedores tropezó con una mesa que tenía una Canasta de Manzanas. Las manzanas salieron volando por todas partes. Sin detenerse, ni voltear para atrás, los vendedores siguieron corriendo, y apenas alcanzaron a subirse al avión. Todos menos UNO.
Este se detuvo, respiró hondo, y experimentó un sentimiento de compasión por la dueña del puesto de manzanas. Le dijo a sus amigos que siguieran sin él y le pidió a uno de ellos que al llegar llamara a su esposa y le explicara que iba a llegar en un vuelo más tarde.
Luego se regresó al Terminal y se encontró con todas las Manzanas tiradas por el suelo. Su sorpresa fue enorme, al darse cuenta de que la dueña del puesto era una Niña Ciega. La encontró llorando, con enormes lágrimas corriendo por sus mejillas. Tanteaba el piso, tratando, en vano, de recoger las manzanas, mientras la multitud pasaba, vertiginosa, sin detenerse; sin importarle su desdicha.
El hombre se arrodilló con ella, juntó las manzanas, las metió a la canasta y le ayudó a montar el puesto nuevamente. Mientras lo hacía, se dio cuenta de que muchas se habían golpeado y estaban magulladas.
Las tomó y las puso en otra canasta. Cuando terminó, sacó su cartera y le dijo a la niña:
- “Toma, por favor, estos cien pesos por el daño que hicimos. ¿Estás bien?”
Ella, llorando, asintió con la cabeza. El continuo, diciéndole:
- “Espero no haber arruinado tu día”.
Conforme el vendedor empezó a alejarse, la niña le gritó:
- “Señor…”
Él se detuvo y volteó a mirar esos ojos ciegos. Ella continuó:
- “¿Es usted Jesús…?”
Él se paró en seco y dio varias vueltas, antes de dirigirse a abordar otro vuelo, con esa pregunta quemándole y vibrando en su alma:
- “¿Es usted Jesús?”
Y a Ti, ¿la gente te confunde con Jesús? Porque ese es nuestro destino, ¿no es así? Parecernos tanto Jesús, que la gente no pueda distinguir la diferencia. Parecernos tanto a Jesús, conforme vivimos en un mundo que está ciego a su Amor, su Vida y su Gracia. Si decimos que conocemos a Jesús, deberíamos vivir y actuar como lo haría Él. Vivir su palabra cada día.
Tú eres la niña de sus ojos, aún cuando hayas sido Golpeado por las Caídas. Él dejó todo y nos recogió a ti y a mí en el Calvario; y pagó por nuestra fruta dañada.

Jesús te ama, solo espera que tu te arrepientas y lo recibas como tu Señor y Salvador de tu alma.
No lo dejes para mañana, porque mañana puede ser tarde.
El día de salvación es hoy.
Es cosa de vida o muerte, de salvación o condenación. Tu decides. Recuerda hoy es la oportunidad para tu salvación. Dios te bendiga.

CRISTO TE AMA

YO SOY LIBRE



El Señor Jesús hablando con los judíos que habían creído en Él, les dijo:
y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres?
Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.
Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre.
Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. Juan 8:32-36
La respuesta del Señor Jesús fue clara, cuando se refirió a la libertad de la esclavitud del pecado.
El pecado hace que las personas se vuelvan:
• Amadores de sí mismos,
• avaros,
• Vanagloriosos,
• Soberbios,
• Blasfemos,
• Desobedientes a los padres,
• Ingratos,
• Impíos,
• Sin afecto natural,
• Implacables,
• Calumniadores,
• Intemperantes,
• Crueles,
• Aborrecedores de lo bueno,
• Traidores,
• Impetuosos,
• Infatuados,
• Amadores de los deleites más que de Dios,
• Tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella.

2 Timoteo 3:2-5

El Señor dijo que si creíamos en Él y lo recibíamos como nuestro Salvador íbamos a ser libres, libres del pecado; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.
2 Corintios 3:17
La libertad produce en el creyente:

• Amor,
• Gozo,
• Paz,
• Paciencia,
• Benignidad,
• Bondad,
• Fe,
• Mansedumbre,
• Templanza. Gálatas 5:22-23


¡Jesucristo nos ha hecho libres! ¡Él nos ha hecho libres de verdad! Así que no abandonen esa libertad, ni vuelvan nunca a ser esclavos de la ley. Gálatas 5:1

jueves, 3 de septiembre de 2009

ATRIBUTOS DE DIOS


      DIOS ES OMNIPOTENTE, OMNISCIENTE Y OMNIPRESENTE
DIOS OMNIPOTENTE O TODOPODEROSO (Todo lo puede)
Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto. Génesis 17:1
El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Salmo 91:1

DIOS OMNISCINETE (
Todo lo sabe)
Has escudriñado mi andar y mi reposo,
Y todos mis caminos te son conocidos.
Pues aún no está la palabra en mi lengua,
Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.
Detrás y delante me rodeaste,
Y sobre mí pusiste tu mano.
Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí;
Alto es, no lo puedo comprender. Salmo 139:3-6

DIOS OMNIPRESENTE (
En todas partes está)
¿A dónde me iré de tu Espíritu?
¿Y a dónde huiré de tu presencia?
Si subiere a los cielos, allí estás tú;
Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.
Si tomare las alas del alba
Y habitare en el extremo del mar,
Aun allí me guiará tu mano,
Y me asirá tu diestra.
Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán;
Aun la noche resplandecerá alrededor de mí.
Aun las tinieblas no encubren de ti,
Y la noche resplandece como el día;
Lo mismo te son las tinieblas que la luz. Salmo 139:7-12

¿DE QUÉ TAMAÑO ES TU FE?


Hebreos 11:1 dice:
Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
La fe hace que obedezcamos a la Palabra de Dios, y quita de nuestros corazones:
• Toda discriminación
• Controla la lengua
• Genera sabiduría
• Exalta la humildad
• Abrumadoramente produce una profunda dependencia de Dios
• Se demuestra por obras.

La fe es un acto de gracia de parte de Dios.
La fe nace de la voluntad de Dios, mientras que la razón nace de la voluntad del hombre.
Por eso la fe y la razón no pueden caminar juntas; porque la fe es espiritual y la razón es humanista.
El que tiene y actúa por fe dice: creo que todo es posible, el que razona dice si lo veo lo creo.
Para tener fe hay que creer en Dios, y la creencia en Dios va unida a la obediencia, ambas tienen que concordar; porque de lo contrario se estará fallando en la fe.

Quiero decir respecto a la fe, que nadie ve la electricidad, pero al accionar el encendedor, prende el bombillo.
Así es la fe, nadie ve a Dios pero al preguntársele sobre Él, contestan que está en el cielo. Aunque Dios está en todas partes.
Pues Él habita en el corazón de todo aquel que lo ha recibido como su Señor y Salvador.

Ahora quiero darles un ejemplo de fe, el cual se refiere a una historia muy hermosa, la cual dice:

En un pueblito de zona rural en los años 50, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos sus habitantes, debido a que subsistían con el fruto del trabajo del campo. A pesar de que la mayoría de sus habitantes eran creyentes, ante la situación límite, marcharon a ver al Ministro local y le dijeron:
- “Si Dios es tan poderoso, pidámosle que envíe la lluvia necesaria para revertir esta angustiante situación.”
- “Está bien, le pediremos al Señor, pero deberá haber una condición indispensable.”
- “¡Díganos cuál es!”, respondieron todos.
- “Hay que pedírselo con fe, con mucha fe, contestó el Pastor.”
- “¡Así lo haremos, y también vendremos a la iglesia todos los días!”
Los campesinos comenzaron a ir a la iglesia todos los días, pero las semanas transcurrían y la esperada lluvia no se hacía presente. Un día, fueron todos a enfrentar al Pastor y reclamarle:
- “Usted nos dijo que si le pedíamos con fe a Dios que enviara la lluvia, Él iba a acceder a nuestras peticiones. Pero ya van varias semanas y no obtenemos respuesta alguna.”
- “¿Han ustedes pedido con fe verdadera?”, les preguntó el Pastor.
- “¡Sí, por supuesto!”, respondieron al unísono.
- “Entonces, si dicen haber pedido con Fe Verdadera… ¿por qué durante todos estos días ni uno solo de ustedes ha traído el paraguas?”


Un ejemplo de oración con fe que nos relaciona con esta historia lo encontramos en: Santiago 5:17-18 el cual dice:
Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.
Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.

Hebreos 11:6 nos dice:
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

El Señor Jesucristo dijo: Les aseguro que si tienen fe tan pequeña como un grano de mostaza, podrán decirle a esta montaña: "Trasládate de aquí para allá" , y se trasladará. Para ustedes nada será imposible. Mateo 17:20