viernes, 17 de septiembre de 2010

LA CAIDA DE UN GIGANTE

Texto Bíblico. 2do. Libro de Crónicas 26:1-23
                            
EXPOSICIÓN
Jamás sabremos que estamos tan cerca de la caída y del fracaso como cuando hemos obtenido grandes éxitos. O cuando miramos desde el último escalón de la escalera hacia abajo y vemos lo alto que hemos llegado.

Es por eso que a esa altura hay que tener mucho cuidado porque si nos descuidamos podemos resbalarnos y caernos, lo que nos causaría mucho dolor.

Al no reconocer el Poder de Dios en nuestros logros hace que estos se vuelvan un total fracaso, en vez de victoria y éxito.

Historia de la caída de un árbol gigante.
 En Estados Unidos, en el Estado de colorado se encuentran los árboles más antiguos del mundo. Son árboles gigantescos algunos con más de quinientos años.

Un día uno de estos gigantescos árboles se cayó y lo sorprendente que no fue ninguna tormenta la que lo derribó.

Entonces un grupo de expertos ambientalistas vinieron, a estudiar los motivos por los cuales se había caído.

Desde el tallo ellos pudieron estudiar la historia de vida de ese árbol.

Descubrieron para su sorpresa que este árbol había recibido catorce rayos que lo golpearon, pero no pudieron derribarlo.

Estaban las señales del fuego que había recibido, también se notaban que muchos inviernos lo habían afectado con las bajas temperaturas, e igualmente había soportado fuertes sequías.

Pero ninguna de estas cosas había podido derribarlo.

¿Qué fue lo que logró derrumbar a un árbol enorme de más de quinientos años de vida?

Los expertos descubrieron en su análisis de la vida del árbol, que sorprendentemente pequeños insectos que se llaman COLEÓPTEROS, habían comido la raíz del árbol.

Los coleópteros son insectos que pertenecen a la familia de los xilófagos (se alimentan de madera) existen más de 350 especies de coleópteros. Pero me llamó la atención dos de ellos, uno tiene la capacidad de pulverización y el otro la de taladrador. Así forman especies de galerías dentro del árbol.

Ellos pueden mimetizarse con el color del lugar donde están y se hace difícil distinguirlos.

Estos insectos súper pequeños en relación al tamaño del árbol, con sus tenazas filosas, habían ido destruyendo la raíz del árbol logrando derribarlo. Así es como pueden caer los gigantes.

Quiero decirte que a veces no importa cuanto has crecido y lo seguro que te sientes en Cristo, puedes haber nacido en cuna cristiana, tu empresa puede ser muy grande y exitosa, puedes tener mucho dinero ahorrado, pero debes saber que de un día para otro algo puede pasar, y todo ese castillo que viste construir y que piensas que te hace más fuerte se puede derrumbar por causa de los coleópteros.

Todo lo del mundo es relativo y esta sujeto a cambios, pero lo único verdadero y absoluto es la palabra de Dios, porque no esta sujeta a ningún cambio. El Señor Jesucristo dijo:

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Mateo 24:35

El libro de Eclesiastés 1:1 dice:
Las moscas muertas hacen heder y dar mal olor al perfume del perfumista; así una pequeña locura, al que es estimado como sabio y honorable.
Una pequeña locura, escuchó bien. Yo no quiero que pasen por alto esta frase, una pequeña locura, porque a veces nos cuidamos de los catorce rayos de fuego que lanza Satanás con furia contra nosotros, de los inviernos, de las sequías, de las tentaciones que vienen y van, a la derecha o a la izquierda de nosotros y diversas pruebas; y las soportamos.

Pero una pequeña locura, solo una pequeña locura puede destruir, todo lo que Dios ha hecho en nosotros.

Respecto a esto veamos la historia del rey Uzías o Azarías, su reinado y sus hechos.

I.- DEPENDENCIA DE DIOS
     2 Crónicas. 26:1-5
Entonces todo el pueblo de Judá tomó a Uzías, el cual tenía dieciséis años de edad, y lo pusieron por rey en lugar de Amasías su padre.
Uzías edificó a Elot, y la restituyó a Judá después que el rey Amasías durmió con sus padres.
De dieciséis años era Uzías cuando comenzó a reinar, y cincuenta y dos años reinó en Jerusalén. El nombre de su madre fue Jecolías, de Jerusalén.
E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho Amasías su padre.
Y persistió en buscar a Dios en los días de Zacarías, entendido en visiones de Dios; y en estos días en que buscó a Jehová, él le prosperó.
Vemos que mientras el rey Uzías buscó y dependió de Dios, fue bendecido y prosperado, esta enseñanza es para ti y para mi.

II.- BENDICIÓN, FAMA Y PODER
      2 Crónicas. 26:6-15
Y salió y peleó contra los filisteos, y rompió el muro de Gat, y el muro de Jabnia, y el muro de Asdod; y edificó ciudades en Asdod, y en la tierra de los filisteos.
Dios le dio ayuda contra los filisteos, y contra los árabes que habitaban en Gur-baal, y contra los amonitas.
Y dieron los amonitas presentes a Uzías, y se divulgó su fama hasta la frontera de Egipto; porque se había hecho altamente poderoso.
Edificó también Uzías torres en Jerusalén, junto a la puerta del ángulo, y junto a la puerta del valle, y junto a las esquinas; y las fortificó.
Asimismo edificó torres en el desierto, y abrió muchas cisternas; porque tuvo muchos ganados, así en la Sefela como en las vegas, y viñas y labranzas, así en los montes como en los llanos fértiles; porque era amigo de la agricultura.
Tuvo también Uzías un ejército de guerreros, los cuales salían a la guerra en divisiones, de acuerdo con la lista hecha por mano de Jeiel escriba, y de Maasías gobernador, y de Hananías, uno de los jefes del rey.
Todo el número de los jefes de familia, valientes y esforzados, era dos mil seiscientos.
Y bajo la mano de éstos estaba el ejército de guerra, de trescientos siete mil quinientos guerreros poderosos y fuertes, para ayudar al rey contra los enemigos.
Y Uzías preparó para todo el ejército escudos, lanzas, yelmos, coseletes, arcos, y hondas para tirar piedras.
E hizo en Jerusalén máquinas inventadas por ingenieros, para que estuviesen en las torres y en los baluartes, para arrojar saetas y grandes piedras.
Y su fama se extendió lejos, porque fue ayudado maravillosamente, hasta hacerse poderoso.

Mientras el rey Uzías o Azarías buscó y dependió de Dios, se cumplió en él lo que dijo el Señor Jesús.
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Mateo 6:33

III.- CAÍDA Y CASTIGO
        2 Crónicas. 26:16-21
Mas cuando ya era fuerte, su corazón se enalteció para su ruina; porque se rebeló contra Jehová su Dios, entrando en el templo de Jehová para quemar incienso en el altar del incienso.
Y entró tras él el sacerdote Azarías, y con él ochenta sacerdotes de Jehová, varones valientes.
Y se pusieron contra el rey Uzías, y le dijeron: No te corresponde a ti, oh Uzías, el quemar incienso a Jehová, sino a los sacerdotes hijos de Aarón, que son consagrados para quemarlo. Sal del santuario, porque has prevaricado, y no te será para gloria delante de Jehová Dios.
Entonces Uzías, teniendo en la mano un incensario para ofrecer incienso, se llenó de ira; y en su ira contra los sacerdotes, la lepra le brotó en la frente, delante de los sacerdotes en la casa de Jehová, junto al altar del incienso.
Y le miró el sumo sacerdote Azarías, y todos los sacerdotes, y he aquí la lepra estaba en su frente; y le hicieron salir apresuradamente de aquel lugar; y él también se dio prisa a salir, porque Jehová lo había herido.
Así el rey Uzías fue leproso hasta el día de su muerte, y habitó leproso en una casa apartada, por lo cual fue excluido de la casa de Jehová; y Jotam su hijo tuvo cargo de la casa real, gobernando al pueblo de la tierra.

Vemos que el rey Uzías (cometió una pequeña locura) usurpó (prevaricó) siendo el rey, esa no era su función; cometió una infracción en el ejercicio de sus deberes, que era el cargo de sacerdocio que tenían los sacerdotes; sacerdocio que se lo había dado Dios a Aarón y a sus hijos por derecho perpetuo. Éxodo 29:9

Debemos buscar la dependencia total de Dios y persistir hasta el final de nuestra vida, no debemos detenernos a la mitad del camino como lo hizo el rey Uzías. Es grave el apartarse de la dependencia de Dios.

La usurpación de funciones conlleva al pecado y el pecado se castiga con la muerte.
Porque La Paga del Pecado es Muerte,… Romanos 6:23a

IV.- MUERTE Y SUCESIÓN
        2 Crónicas. 26:22-23
Los demás hechos de Uzías, primeros y postreros, fueron escritos por el profeta Isaías, hijo de Amoz.
Y durmió Uzías con sus padres, y lo sepultaron con sus padres en el campo de los sepulcros reales; porque dijeron: Leproso es. Y reinó Jotam su hijo en lugar suyo.

A todo el que se contaminaba con lepra era considerado inmundo y por lo tanto era echado fuera del campamento del pueblo de Israel. Levítico 13:45-46

La Biblia en 1 Corintios 10:12-13 dice:
Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.
No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.

CONCLUSIÓN
Uzías reinó en Judá (792 – 740 a.C) Un total de 52 años, y tuvo mucha riqueza y mucho poder, eso lo hizo enaltecerse en su corazón y revelarse contra Dios. Dice la Biblia que durante su reinado hubo un gran terremoto. Amós 1:1 y Zacarías 14:5 lo dicen.
Uzias resistió a los terremotos, pero sobreestimó lo importante que es el reconocer y obedecer el poder de Dios.

La falta de gratitud a Dios por los logros recibidos fue lo que lo hizo enaltecerse, es posible que nuestros logros no se comparen con los de Uzías, pero de seguro muchas veces no le damos la gloria a Dios por todo lo que hemos recibido de parte de Él, como el haber despertado y saber que estamos vivos. Que respiramos es por Su misericordia.

Cuando comemos y nos saciamos. Cuando vestimos y calzamos, cuando caminamos y cuando hablamos. etc.
Recuerdo lo que le dijo Dios al rey Amasías, padre de Uzias, en 2 Crónicas 25:7-8

Mas un varón de Dios vino a él y le dijo: Rey, no vaya contigo el ejército de Israel; porque Jehová no está con Israel, ni con todos los hijos de Efraín. Pero si vas así, si lo haces, y te esfuerzas para pelear, Dios te hará caer delante de los enemigos; porque en Dios está el poder, o para ayudar, o para derribar.

Dios nos da todos los recursos necesarios para usarlos en la misión para la cual nos llamó. Pero hay que tener mucho cuidado porque el mucho poder puede envanecer y enaltecer al hombre, y después del envanecimiento viene el ensoberbecimiento, el cual hace que se llegue a usurpar funciones que no corresponden y a hacer las cosas sin la dependencia de Dios.

Y después de la soberbia viene la caída acompañada del castigo.

¿Qué podemos aprender de este estudio? Que cuando uno se humilla y le sirve a Dios, Dios le da poder, fama, y le pone a su lado gente guerrera y poderosa en la oración, en el servicio, y en el ministerio.

Dios le da todos los recursos necesarios para usarlos en la misión para la cual él lo llamó. Pero hay que tener mucho cuidado porque el mucho poder puede envanecer y enaltecer al hombre.

Después de la soberbia viene la caída y por la usurpación de funciones se recibe el castigo.

Mientras el rey Uzias le sirvió obediente a Dios, todo marchó muy bien; pero en el momento en que se enalteció cometió pecado grave contra Dios, lo que le trajo juicio divino y terminó lleno de lepra y vivió sus últimos días apartado de su poder y de su pueblo.

Dios quiere que seamos obedientes durante toda nuestra vida, y el Señor Jesús dijo que solo aquellos que sean obedientes y fieles hasta el final serán recompensados (Apocalipsis 2:10).

Dios espera de usted que le obedezca, lo honre y lo adore en espíritu y en verdad.

Trata de ser recordado por su fe en el Señor y no por la caída de sus logros.

Recuerde que mientras más alto hayas llegado, si te llegas a caer de allí, el golpe será más duro y doloroso.

Recuerde que la fidelidad a Dios trae bendiciones, pero la infidelidad acarrea maldiciones y derrotas. Es por eso que desesperadamente debemos buscar la presencia de Dios en cada área de nuestra vida.

Permítame animarle a que permanezcas fiel al Señor en cualquier situación de su vida (en lo bajo o en lo alto, en lo poco o en lo mucho) no deje de serle fiel a Él. Recuerde que Él siempre te sigue siendo fiel. Siempre está cerca de tí, para cuidarte, ayudarte, protegerte y bendecirte.

No te olvides de la historia del árbol gigante que resistió el golpe de catorce rayos, el embate del fuego, las inclemencias del frío y del calor, los cuales no lograron derribarlo, pero unos pequeños coleópteros lo derribaron.

Desde este mismo momento no permitas que esos pequeños Coleópteros empiecen a entrar y a taladrar tu mente, detéctalos a tiempo y échalos fuera de allí con oración, y nunca deje de congregarse para que el fuego del Espíritu Santo nunca se apague. Resista al diablo y el huirá de ti.

Pídale al Señor que desde hoy incremente cada vez más Su presencia en tu vida, y que te permita habitar al abrigo del Altísimo para que mores bajo la sombra del Omnipotente.

Si te caíste, no te preocupes, levántate y haz lo que le dijo Dios a Israel cuando salieron de Egipto. Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen. Éxodo 14:15. Así que no te quedes caído. Levántate y ponte en marcha. Es Dios quien peleará por ti.

No permitas que nada ni nadie te desvíen de tus propósitos, o que la adversidad te haga caer y desviar tus proyectos; en todo momento dependa de Dios, no pierdas tu visión y cumple con tu misión.

Recuerda lo que le dijo Dios a Josué.

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Josué 1:9

Y lo que le dijo a Isaías:
No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10

Y con Cristo somos más que vencedores. Romanos 8:37

Busque que te recuerden no por lo que fuiste, sino por lo que hiciste para Dios y para los demás. Haz bien a todos pero primeramente a los de la familia de la fe.

Que Dios te ayude a vivir una vida consagrada a Él y te bendiga en todo lo que hagas.