martes, 7 de septiembre de 2010

MADURÉZ ESPITIRUAL

MADURÉZ ESPIRITUAL: Acostúmbrate a la palabra. No te vuelvas tardo para oír. Entrena tus sentidos para discernir el bien del mal. 1 Pedro 2:1-3. Dice. 1 Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, 2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para ... que por ella crezcáis para salvación, 3 si es que habéis gustado la benignidad del Señor.
Como cristianos discipulos de Jesús, debemos madurar dejando de estar tomando leche, para comer comida sólida y asi empesar a servirle al Señor en cumplimiento a la Gran Comisión, que nos ha dado en Mateo 28:19-20.
Así que adelante, deja de ser un mero creyente y pasa a ser un verdadero discipulo de Cristo.