miércoles, 14 de julio de 2010

ORAR SIN CESAR


NO SE DEBE DESCUIDAR Y DEJAR DE ORAR
Todo cristiano hijo de Dios debe dedicar parte de su tiempo a la oración. Y esta debe comenzar en la mañana para poner el quehacer del día en las manos del Señor. Ese debe ser el estilo de vida de todo cristiano.
El diablo le teme ver a un soldado de Cristo de rodillas invocando el nombre de Jesús. ¿Lo sabías? Orar es decirle a Dios. No puedo ni quiero vivir sin ti.
Una manera de hablar con Dios es mediante la oración.
Si oramos Dios nos escucha. Porque Él oye la oración de los rectos.