viernes, 1 de enero de 2010

VENID EN POS DE MI


Este es el llamado que el Señor Jesucristo te está haciendo a ti mi hermano (a), ya no te quedes metido en cuatro paredes.


Jesús les enseño a sus discípulos donde y cuando era que ellos tenían que lanzar la red.
Lucas 5:4-5 dice:
“4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.
5 Respondiendo Simón, le dijo:
Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.”

Jesús sabía cuál era el tiempo de Dios y el lugar donde Dios obraría, y así lo hizo para enseñarles que en la palabra de Dios es donde se tiene que buscar para echar las redes y poder tener una pesca poderosa.
Después de enseñarles dónde echar las redes, les enseñó cómo era la pesca.
Lucas 5:6-7:
“6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.
7 Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.”



En Juan 21:11 dice: Subió Simón Pedro, y sacó la red a tierra, llena de grandes peces, ciento cincuenta y tres; y aun siendo tantos, la red no se rompió. 

La pesca tiene que ser grande cuando confías en Dios, y así tiene que ser con las almas ya que el propósito de este ejemplo que vivió pedro solo fue el comienzo de la preparación que iba a tener para alcanzar las almas para Cristo.






Mira que la mies es mucha y los obreros somos pocos, falta que tu te comprometas con el Señor y comiences a servirle como un discípulo obediente.
Tú eres responsable por las almas que están en el mundo sin Cristo, como son:


* Tu familia
* Tus vecinos
* Tus compañeros de estudio
* Tus compañeros de trabajo
* Tus amigos


Y todas aquellas personas que se relacionan diariamente contigo, a quienes no se les ha predicado y que todavía no han recibido a Cristo como su Señor y Salvador.

Somos responsables de esas almas que todavía no tienen su nombre inscrito en el libro de la vida del Cordero.
¿Por qué digo que somos responsables de sus almas?
Porque la Biblia dice: 



19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. Mateo 28:19-20

Esta es una orden del Señor Jesús para ti y para mi, por lo tanto tenemos que obedecer al Señor e ir a predicar y hacer discípulos, para enseñarles que guarden todas las cosas que el Señor nos ha mandado en Su palabra.
¿Ves que no dice hacer creyentes, sino hacer discípulos?
¿Y por qué no dice creyentes?

Porque el creyente no se compromete con el Señor; en cambio el discípulo si se compromete y obedece al Señor.



Sea un obrero que sirve, y en cuanto al que sirve quiero decirte lo siguiente:
El que sirve siembra y cosecha para dar, el que no sirve no siembra nada y no tiene nada que dar; y el que no tiene nada que dar, lo que da es lastima.
El que sirve y trabaja para el Señor da fruto y es sabio, ¿sabes por qué te lo digo?
Porque la Biblia dice: 
El fruto del justo es árbol de vida; el que gana almas es sabio. 
Proverbios 11:30
Aquí vemos a  dos grupos de personas:

- Los ignorantes
- Los sabios


Pregunto. ¿En cuál de los dos grupos estás ?


Si usted no está cumpliendo con lo que te dice el Señor, entonces es solo un creyente más, desde hoy te aconsejo que dejes de ser solo un creyente y pases a formar parte del ejército de los discípulos del Señor y ve en pos del Señor para que te haga pescador de hombres para el reino de Dios y de Cristo.
Dios te bendiga.