miércoles, 21 de octubre de 2009

A MARÍA LO QUE ES DE MARÍA

Es grande la polémica levantada en torno a María a través de los tiempos. Frente a ella, con mente abierta, te invitamos a buscar en la palabra de Dios la verdadera identidad de la madre de Jesús.
¿Es María mediadora nuestra?
En ninguna manera. La Biblia dice: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo. 1 Timoteo 2:5-6
Hay quienes pretenden llegar al Padre por medio de María; pero  el Señor Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6
Todo aquel que pretenda llegar al Padre por medio de María no ha comprendido la salvación de Dios.
¿Es María redentora nuestra?
En la palabra de Dios no se menciona a María como redentora en ninguna ocasión; pero si dice la Biblia: Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.
No dice y en ninguna otra hay salvación, lo que si dice: Y en ningún otro hay salvación (aquí habla de Jesús).
Debemos preguntarnos: ¿A quién envió Dios para redimir al mundo? ¿A Jesús o a María? ¿Quién de los dos murió en la cruz? María es solo la madre  humana de Jesús. Entonces. ¿Por qué llamarla redentora nuestra?
¿Es maría abogada nuestra?
No. La Biblia tampoco atribuye la calidad de abogada a María; por el contrario, la palabra de Dios, refiriéndose a los creyentes, dice:
Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. 1 Juan 2:1
¿En que se apoyan  para llamar a María abogada nuestra? No hay ni un solo versículo de la Biblia que lo diga.

 ¿Es María sin pecado original?
Suele hablar de la inmaculada concepción de María en el vientre de su madre; sin embargo, la palabra de Dios se expresa así: “No hay justo, ni siquiera uno;… todos pecaron y todos están privados de la gloria de Dios” (Romanos 3:10; 23)
¿Se deben hacer esculturas para María?
Dios es tajante en este tema: “No te harás escultura ni imagen alguna, ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay debajo de la tierra. No te postrarás ante ella ni les darás culto porque Yo, Yahvéh tu Dios, soy un Dios celoso…” (Deuteronomio 5:8-10)  Otros pasajes de la Biblia corroboran este mandato:
 Nuestro Dios está en los cielos; Todo lo que quiso ha hecho.
 Los ídolos de ellos son plata y oro, Obra de manos de hombres.
Tienen boca, mas no hablan; Tienen ojos, mas no ven;
 Orejas tienen, mas no oyen; Tienen narices, mas no huelen;
Manos tienen, mas no palpan; Tienen pies, mas no andan;
No hablan con su garganta.
Semejantes a ellos son los que los hacen, Y cualquiera que confía en ellos. (Salmo 115:3-8)
El Señor Jesús indica lo que debemos hacer “Al Señor tu Dios adorarás y a Él solo darás culto” (Mateo
¿Debemos devoción y culto a María?
Por medio de un ángel, Dios proclama a María bendita entre las mujeres. Años más tarde, una mujer grita dirigiéndose  a Jesús: “Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron”. Pero Jesús, poniendo las cosas en su verdadero lugar, le dijo: “Dichosos más bien  los que oyen la Palabra de Dios y la guardan” (Lucas 11:27-28) Hoy ante tanta devoción y culto a María, debemos decir: Imita la fe y vida de María, pero adora sólo a Dios.
María en ningún momento tomó el lugar de salvadora, ella se sujetó al Señor cuando dijo: Hagan lo que él les diga. (Juan 2:5b)
Tampoco María es la madre de Dios, sino madre de Jesús, el Hijo de Dios. La Biblia en Mateo 13:55-56 dice: 
¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas?
¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas?
Considerando lo que dice la Biblia al respecto, queremos advertir que la verdadera identidad de María, modelo de su humanidad y de fe, dista mucho de la creencia de algunas religiones.


Finalmente aclaro que María no ha traspasado los cielos; porque el Único que los traspasó fue el Señor Jesucristo, después de haber resucitado. La Biblia en Hebreos 4:14 Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.
No hay un versículo de la Biblia que afirme que María haya traspasado los cielos, para ir a sentarse con Dios.
En cambio la Biblia dice: Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios. Marcos 16:19
Con respecto a María, espero haber despejado dudas, para que ya no sigan más engañados por aquellos que no saben la verdadera identidad de María la madre del Señor Jesucristo. Dios les bendiga.