jueves, 1 de octubre de 2009

CRISTO ROMPE LAS CADENAS

    

Dice la Biblia que Jesús:
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo  entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos
;
A predicar el año agradable del Señor. Lucas 4:16-19


El Señor Jesús después que fue tentado por el diablo durante 40 días, y habiendo salido vencedor perseverando y utilizando la Palabra de Dios, cuando le dijo al diablo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adrarás, y a él solo servirás. Y al final lo remató cuando al tercer día resucito de los muertos.
Vemos que el Señor Jesús vino a la tierra a cumplir una misión para dar buenas nuevas a los pobres; a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; 
A poner en libertad a los oprimidos;...
¿Oprimidos por quién?
A los oprimidos por el diablo.
El Señor Jesús dijo bien claro la forma cómo las personas pueden obtener la libertad de donde están encadenados y en prisiones diabólicas. 
Jesús dijo:
y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Juan 8:32
¿De qué verdad está hablando el Señor aquí?
El Señor Jesús dijo: Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6
De Él mismo y de Su palabra. Porque Él es la verdad.
 Y cuando oímos la Palabra de Dios empezamos a creer y a tener fe.
Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Romanos 10:17
Al tener fe empezamos a depender de Dios y entonces cambiamos nuestra manera de pensar y así cambia nuestra manera de vivir.