lunes, 21 de septiembre de 2009

FORMANDO A LOS HIJOS

¿Dónde podemos encontrar la mejor enseñanza para formar a los hijos?
Como es es sabido, nadie nos enseña a ser padres, no hay una escuela o universidad donde vayamos a estudiar para ser padres.
Pero si existe un manual donde podemos encontrar toda una enseñanza para educar y formar a los hijos. 
Ese manual es la Biblia donde encontramos todo para enseñar y formar a los hijos de una manera excelente.


Veamos un ejemplo de padres que no sabían como educar y formar a su hijo:

“Entonces oró Manoa a Jehová, y dijo: Ah, Señor mío, yo te ruego que aquel varón de Dios que enviaste, vuelva ahora a venir a nosotros, y nos enseñe lo que hayamos de hacer con el niño que ha de nacer”.
Jueces 13:8. Este caso se refiere a Sansón.
Manoa estaba preocupado sobre el tipo de formación que le debían dar al niño.

Y es que, como dice la Palabra de Dios: 

“Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia”. Salmo 127:1

Si Dios no es el centro de la familia, de nada sirve que engendremos hijos.
Erraremos en la enseñanza y formación de los mismos y al final no será una familia ordenada y feliz; sino un desorden en la familia, donde lo que habrá sera odio y maldad en el corazón de cada uno de ellos.
¿Por qué lo digo?
Porque si Cristo no esta en el corazón de la persona, lo que hay en él aunque sea muy humilde, será odio y no amor; porque el verdadero amor es el de Dios.
Un modelo de padres lo encontramos en José y María, padres del Señor Jesús.
Ellos se encargaron de: 
- Amar..............Tito 2:4
- Enseñar.........Deuteronomio 6:6-7
- Guiar.............Proverbios 22:6
- Proveer..........2 Corintios 12:14
- Criar..............Efesios 6:4
- Controlar........1 Timoteo 3:4
a su hijo.
Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él. Lucas 2:40
José y María presentaron como era costumbre, a Jesús en el Templo al Señor y luego regresan a casa, la Biblia dice:

Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón.
Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres. Lucas 2:51-52

Aquí vemos al Señor como estaba sujeto a sus padres 


terrenales


Esta es la forma que todo hijo debe aprender y ser obediente a los padres y ellos deben saber enseñar a sus hijos el amor a Dios y los valores espirituales, morales, sociales, culturales y todos los demás valores de la manera correcta, para que lleguen a ser hombres y mujeres respetuosos, honestos, responsables y útiles al Señor y a la patria.


Cuando Dios sacó de Egipto a su pueblo Israel, para llevarlo a poseer la tierra prometida le dio instrucciones para su bienestar y para la formación de sus hijos; Él les dijo:

Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.
Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;
y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.
Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas. 
Deuteronomio 6:4-9

Esa enseñanza fue para Israel, pero también es para ti y para mi.
Esta es la forma en que debemos educar a nuestros hijos, para que amen y tengan respeto a Dios, a sus padres y a los demás. Si así lo hacemos entonces tendremos unos hijos obediente, respetuosos, amables, cariñosos, trabajadores, en sí; útiles al Señor, a la familia y a la sociedad.


En proverbios también se nos enseña sobre la formación que le debemos dar a  los hijos, cuando nos dice:

Educa a tu hijo desde niño, y aún cuando llegue a viejo seguirá tus enseñanzas. Proverbios 22:6 (BLS)

Aquí tenemos dos tipos de hijos: El obediente que recibe la enseñanza y el desobediente que no quiere obedecer a sus padres; unos por rebeldes y otros porque sus padres no los están formando principalmente con la Palabra de Dios y con valores espirituales. Veamos los dos tipos de hijos:


El hijo sabio alegra al padre, Pero el hijo necio es tristeza de su madre. Proverbios 10:1
El hijo sabio recibe el consejo del padre; Mas el burlador no escucha las reprensiones. Proverbios 13:1
El Señor nos dice:
Corrige a tu hijo, y te dará descanso, Y dará alegría a tu alma. Proverbios 29:17

No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, Ni te fatigues de su corrección; Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere. Proverbios 3:11-12



No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá.
Lo castigarás con vara, Y librarás su alma del Seol. Proverbios 23:13-14
 Esto no quiere decir que vas a vivir encima de tu hijo dándole palo; ¡no! lo que quiere decir es que lo enseñes y lo eduques antes de que tengas que castigarlo a la fuerza. para después no tener que sufrir por el mal comportamiento del hijo que mal criaste.



Dios como buen Padre para nosotros, nos indica la la forma en que debemos comportarnos con nuestros padres. Él no dice así:
Hijos, obedezcan a sus padres, porque ustedes son de Cristo y eso es lo que les corresponde hacer. El primer mandamiento que va acompañado de una promesa es el siguiente: "Respeta y obedece a tu padre y a tu madre, para que todo te salga bien y tengas una larga vida en la tierra". Efesios 6:1-3 (BLS)
Hermano, amigo, y todo aquel que quiera formar una familia modelo; en la Biblia encontrarás la mejor manera para hacerlo.
Si buscas a Dios y le pides que te ayude a ser un padre modelo para tus hijos, de seguro que Él en su infinito amor te va a ayudar.


Y te digo. Nunca es tarde para empezar; si en tu familia hay problemas con tus hijos, con tu esposa, y con los que habitan contigo, yo te aconsejo que busques al Señor, pídale su ayuda y Él te la dará.
La Biblia dice: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3


En Mateo 11:28-30 dice:
Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

También en Isaías 41:10 dice:
No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
¡Vez! El Señor esta presto para ayudarnos, aunque hayamos cometido errores, aunque no hayamos sido el mejor padre, aunque estemos pasando por dificultades; lo que tenemos que hacer es ir a Él, no querer ser un super hombre o quedarnos derrotados, creyendo que no hay solución.
¡Dios tiene la solución para todo! 
¡Créalo!
Espero que con este mensaje te pueda ayudar a resolver tu problema.
Si necesitas de mí, aquí me tienes.
Este es mi correo: 
Pastor.inginio@gmail.com