lunes, 7 de septiembre de 2009

EL CARRO Y EL CELULAR


Amigo (a) El carro va hacia donde uno lo dirija y toma la velocidad que se le dé. Él no piensa; pero nosotros sí. Gracias a Dios.
¿Sabe usted que el hablar por el teléfono celular te distrae y puede ocasionar un incidente de tránsito y llegar hasta perder tu vida y la de otros?
Hablar por celular sigue siendo la principal causa de las distracciones cuando de conducir un vehículo se trata. Y a pesar de los recursos como el llamado "manos libres", el peligro es evidente.
"La mente va a estar concentrada en atender la llamada, no en conducir; hay pérdida de percepción visual en un 53% y la velocidad de reacción se reduce en un 12%". Y los que escriben mensajes pierden el control del volante en un 91,4%
Se cree que El 53% de las distracciones son originadas por el uso de teléfonos celulares y el 32% es generado por mirar fijamente objetos atractivos en la vía, y un 15% por el usar la radio y otros implementos u objetos dentro del vehículo. Estudio éste realizado por especialistas en el ramo.
Este es mi consejo: Cuando manejes no hable ni escriba por el teléfono celular, así sea el de manos libres. Usa el cinturón de seguridad. Respeta las señales de tránsito. Sea prudente, respetuoso, solidario, amable, “paciente”, evita el exceso de velocidad, las distracciones, y no consuma bebidas estupefacientes y alcohólicas, esto es grave.
¿Sabías que hablar y escribir mensajes por teléfono celular manejando es mortal?
No olvide que tu familia te ama y esperan a que regreses a casa sano y salvo. La Biblia dice: El avisado ve el mal y se esconde; Mas los simples pasan y llevan el daño. Prov. 27:12 Si necesita un buen consejo puedes pedirlo al correo electrónico: consejeriapastoral_1@yahoo.com
Pido a Dios que te guarde del peligro cuando andes manejando; pero tu tienes que obedecer las normas sin llegar a violarlas y a ser prudente. Dios te bendiga.