jueves, 30 de julio de 2009


JESUCRISTO ES MI ABOGADO
La Biblia dice:
Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. 1 Juan 2:1

Por eso no temo ante las amenazas del enemigo.

Aunque un ejército acampe contra mí, No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra, Yo estaré confiado.
Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal;
Me ocultará en lo reservado de su morada;
Sobre una roca me pondrá en alto.
Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean,
Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo;
Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová. Salmos 27:3-6

No temeré el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,
Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.
Caerán a mi lado mil,
Y diez mil a mí diestra;
Mas a mí no llegará.
Ciertamente con mis ojos miraré
Y veré la recompensa de los impíos.
Porque he puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Al Altísimo por mi habitación,
No me sobrevendrá mal,Ni plaga tocará mi morada.
Pues a sus ángeles mandará acerca de mi,
Que me guarden en todos mis caminos.
En las manos me llevarán,
Para que mi pie no tropiece en piedra.
Sobre el león y el áspid pisaré;
Hollaré al cachorro del león y al dragón.
Por cuanto en Dios he puesto mi amor, Él también me librará;
me pondrá en alto, por cuanto he conocido Su nombre.
Lo invocaré, y él me responderá;
Conmigo estará el Señor en la angustia;
me librará y me glorificará.
Me saciará de larga vida, Y me mostrará Su salvación. Salmos 91:5-16

Así lo creo y lo declaro.

JESUCRISTO ES MI SALVADOR.
¿Y Cuál es el tuyo?