miércoles, 1 de julio de 2009

¿YA ERES CIUDADANO DEL CIELO?



Yo alabo y adoro al Rey de reyes y Señor de señores, a Él sea la gloria por por los siglos de los siglos. Amén.

Al Señor tenemos que alabar y adorar.
Por lo que Él es.
Por lo que Él ha hecho.
Por lo que Él hará.

Alabo a Dios porque se que Él vendrá a buscarme para llevarme a la patria celestial, donde el Señor Jesús fue a preparar una morada hermosa de paz y felicidad para todo aquel que se arrepienta de sus pecados y lo reciba a Él como su Salvador personal.

Ahora voy a mostrar como es la morada donde vamos a habitar.

LA NUEVA JERUSALEN
Juan en el espíritu vio y nos muestra como es esa hermosa mansión. La Biblia dice:

Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero.
Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios,

teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal.

Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel;

al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres puertas.

Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero.

El que hablaba conmigo tenía una caña de medir, de oro, para medir la ciudad, sus puertas y su muro.

La ciudad se halla establecida en cuadro, y su longitud es igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña, doce mil estadios; la longitud, la altura y la anchura de ella son iguales.

Y midió su muro, ciento cuarenta y cuatro codos, de medida de hombre, la cual es de ángel.

El material de su muro era de jaspe; pero la ciudad era de oro puro, semejante al vidrio limpio;

y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa.

El primer cimiento era jaspe;
el segundo, zafiro;
el tercero, ágata;
el cuarto, esmeralda;
el quinto, ónice;
el sexto, cornalina;
el séptimo, crisólito;
el octavo, berilo;
el noveno, topacio;
el décimo, crisopraso;
el undécimo, jacinto;
el duodécimo, amatista.


Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.

Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero.

La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera.

Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella.

Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche.

Y llevarán la gloria y la honra de las naciones a ella.

No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero. Apocalipsis 22:9-27

¿ESTA TU NOMBRE ESCRITO EN EL LIBRO DE LA VIDA?

¿HAY SEGURIDAD DE QUE AL RECIBIR A JESÚS COMO EL SALVADOR, EL NOMBRE DE UNO ES ESCRITO EN EL LIBRO DE LA VIDA EN EL CIELO?
Hebreos 12:23… Dice: a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos,...

Filipenses 3:20… Dice: Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;
Te pregunto a ti que ahora estás leyendo este mensaje.

¿ESTA TU NOMBRE ESCRITO EN EL LIBRO DE LA VIDA?

Si todavía no lo está, es hora de que te arrepientas de tus pecados y recibas en tu corazón al Señor Jesús como tu Salvador.
Dígale, Señor hoy me arrepiento de todos mis pecados y te pido perdón, borra mi nombre de libro de la muerte y escríbelo en el libro de la vida; hoy te recibo como mi Señor y Salvador personal. En el nombre de Jesús. Amén.

Felicitaciones, hoy eres hijo de Dios, tienes vida eterna y no vendrás a condenación; porque has pasado de muerte a vida.
(El cielo es un lugar de paz, y felicidad total)Lugar para los hijos de Dios.

Para los que no se arrepientan el lugar donde irán a pasar la eternidad es el infierno (lugar de tormento y angustia) Lugar para el diablo y los que no se arrepientan ni reciban a cristo como su Salvador.

Personas, cuyos nombres no estén en el libro de la vida serán echados al castigo eterno que arde con fuego y azufre.

Apocalipsis 20:11-15… Dice: 11Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 14Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

Mateo 25:41… Dice: “41 Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.