martes, 16 de junio de 2009

¡AMA A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO!



AMAR AL PRÓJIMO COMO A UNO MISMO
El amar a Dios con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas y al prójimo como a uno mismo, es el secreto de la felicidad para los hombres.
El Señor rechaza rotundamente toda injusticia y todo tipo de violencia; Él ha creado todo por amor y nos ha creado a todos para amar.

¿Y Quién es mi prójimo?
El mío y el tuyo es todo aquel que no es mi hermano de sangre y tampoco el de la fe. Ese es mi prójimo.
NO MATARÁS
El señor Jesús dijo:
Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio.
Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. Mateo 5:21-24
EL BUEN SAMARITANO
Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna?
Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees?
Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.
Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás.
Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?
Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto.
Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo.
Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo.
Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia;
y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él.
Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese.
¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?
Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo. Lucas 10:25-37

EL AMOR HACE AMIGOS
Eclesiastés 37:1-6 dice:
Todos los amigos dicen: "Soy tu amigo",
pero hay amigos que lo son solo de nombre.
¡Qué golpe tan mortal
cuando un amigo íntimo se vuelve enemigo!
¡Qué golpe tan mortal
cuando un amigo íntimo se vuelve enemigo!
Mala inclinación, ¿para qué fuiste creada?
¡Para llenar el mundo de traiciones!
Mala inclinación, ¿para qué fuiste creada?
¡Para llenar el mundo de traiciones!
El mal amigo se fija en la mesa,
pero cuando estás en aprietos, se mantiene lejos.
El mal amigo se fija en la mesa,
pero cuando estás en aprietos, se mantiene lejos.
El buen amigo lucha contra tu enemigo
y te defiende de los que te atacan.
EL QUE AMA LO HACE SIN INTERÉS
La Biblia en 1 corintios 13:1-8 dice:
Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.
Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.
El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
El amor nunca deja de ser
; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
EL QUE NO AMA A SU HERMANO ES UN MENTIROSO
Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? 1 Juan 4:20
En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios. 1 Juan 3:10

Con amor llegaremos a ser mejores personas, y si queremos hacer algo por los demás tenemos que hacerlo con un corazón lleno de amor, no con hipocresía ni por interés.

No pretendamos cambiar al mundo si primero no cambiamos nosotros; y el cambio debe ser de adentro hacia afuera. No como muchos que pretenden cambiar al mundo con dádivas de dinero, con mentiras y engaños.
Te animo que cambies tu manera de pensar para que cambie tu manera de vivir.
Jesús puede cambiar tu manera de vivir; pero si usted se lo permite, entonces Él lo hará.

Quiero contarte aquella famosa anécdota que dice:
Un rey, cuando era niño, quiso cambiar el mundo y no pudo; de joven quiso cambiar su patria y no pudo; ya de adulto quiso cambiar a su familia y tampoco pudo. Finalmente anciano Y a punto de morir dijo: Si hubiera cambiado yo, con éxito habría cambiado el mundo, a mi país y a mi familia.

Ahí te dejo esta reflexión, solo queda de tu parte entre recibir o rechazar el consejo. Espero que lo recibas y cambies para bien. Cristo te ama y yo también en el amor de Dios.