martes, 7 de abril de 2009

LA ARMADURA DE DIOS


Texto Bíblico: Efesios 6:10-17

Todo aquel que ha recibido al Señor Jesús como su Salvador, es salvo de pasar la eternidad en el infierno y pasa a formar parte de la familia de Dios y su eternidad la pasará en el cielo con el Señor.

Pero al recibir al Señor Jesús como su único y suficiente Salvador es alistado en el ejército del Señor y por lo tanto entra en guerra contra el diablo y sus huestes espirituales de maldad.

Para poder hacerle frente a esa legión de demonios hay que vestirse con el uniforme apropiado y ese uniforme que nos identifica como los guerreros del Señor, es la ARMADURA DE DIOS, con la cual nos protegemos de todo ataque del enemigo.
Para eso tenemos que fortalecernos con el gran poder del Señor, y la manera de hacerlo es mediante la oración.

De esta manera es que llegamos a tener suficiente fuerza y así podemos obtener la victoria ante el enemigo.
El Señor nos manda a ponernos la armadura que Él nos ha dado es para que seamos sus soldados guerreros destructores de fortalezas espirituales que se levante contra el conocimiento de Dios.
La palabra de Dios en Efesios 6:11-18 dice:
11 Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo.
12 Porque nuestra lucha no es contra *seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.
13 Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.
14 Manténganse firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, protegidos por la coraza de justicia,
15 y calzados con la disposición de proclamar el *evangelio de la paz.
16 Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno.
17 Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.
18 Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los *santos.

Ahora veamos como está compuesta la armadura que Dios nos ha dado:

Vrs. 14. Soldado firme, ceñido con el cinturón de la verdad, protegido con la coraza de justicia.
Vrs. 15. Calzados los pies con la disposición de proclamar el evangelio de la paz.
Vrs. 16. Tomando con la mano el escudo de la fe, para apagar todas las flechas encendidas del maligno.
Vrs. 17. Puesto en la cabeza el casco de la salvación y la espada del Espíritu que es la Palabra de Dios.
Vrs. 18. La oración en el Espíritu debe ser en todo momento con peticiones y ruegos.
Manteniéndonos alerta y perseverando unánimes en oración por todos los santos.

Hay un refrán que dice:
Soldado avisado no muere en la guerra y si muere es por descuidado.

Y el Señor dice en el Versículo 18:
Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos.

Yo siempre digo que la armadura de Dios no nos la debemos quitar ni para dormir.
¿Por qué lo digo?
Porque las fuerzas espirituales de maldad no duermen ni descansan tratando de hacerle daño a todo cristiano.
La Biblia dice en 1 Pedro 5:8 así:

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;

Te aconsejo que así como te vistes todos los días, así también debes ponerte la armadura de Dios.

De esta manera podrás ser un soldado guerrero que derribará fortalezas que se te levanten en tu contra y llegarás a arrebatarle al enemigo todo lo que te haya robado y también le arrebatarás las almas cautivas principalmente las de tu familia, para llevarlos al reino de Cristo.

Nunca suelte de tu mano la espada que es la palabra de Dios y llévala a donde vayas; pero sobre todo aprenda versículos para que te defiendas de los ataques del enemigo.
Toma el ejemplo del Señor Jesús, ya que Él venció al diablo fue con la palabra.
Si lo haces serás más que vencedor.

No hay comentarios: